Miércoles, 17 de octubre de 2018 8:39 PM

Llamado de alerta para artistas avileños

Decadencia de la participación de artesanos en salones expositivos de Ciego de Ávila.

El sábado 22 de este mes, los avileños amantes de las artes plásticas tuvieron la oportunidad de apreciar dos de los salones expositivos más importantes en la provincia: el Salón de Motivos Infantiles en la galería del Consejo Provincial de las Artes Plásticas (CPAP) y el XVIII Salón Provincial de Artesanía Artística Eduardo Martínez, en la galería Raúl Martínez.

Ambos eventos se realizan con el objetivo de mantener el nivel artístico en la producción territorial, rescatar las tradiciones y medir el trabajo de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) en el transcurso de todo un año. Sin embargo, en esta ocasión, adolecieron de la participación numerosa de artesanos con la que anteriormente habían contado.

El salón infantil, que solo cubrió la parte central de la galería del CPAP, presentó una interesante propuesta del proyecto Manos Mágicas, en la cual se destacan las obras de la artista Isabel Cristina Zea, cuyas muñecas de trapo producen cierta intriga en los niños, debido a la ausencia de labios en los rostros. También se apreció la labor con los tejidos a partir de algunas confecciones para infantes y de muñecos trabajados con esta técnica.

El elemento tradicional estuvo marcado en obras como el conocido caballito de madera, visualizado por el artista Yoel Pérez Díaz, un camión de madera, de William F. Folch (que pudiera haber sido un exponente más atractivo en términos visuales), y en algunas pequeñas esculturas de madera como Kuku, de Maet González.

Aunque pueden ser señaladas algunas creaciones, en general, el salón infantil padeció de una notable pérdida de la identidad cubana, con énfasis en obras como Minius, de Alcides Mesa Fumero, cuya temática y tratamiento son del todo foráneos.

Disminuida participación de los artesanos signó al Salón Provincial Eduardo Martínez, en tanto creo que muchos olvidaron el compromiso con la organización en cuanto al crecimiento interno de la misma. Además, se sintió un fuerte divorcio entre la artesanía y el factor artístico, cuando el interés estético predomina en casi todas las obras.

• Sobre la anterior edición del Salón Provincial de Artesanía Artística Eduardo Martínez, Invasor publicó el artículo "Artesanía de Ciego de Ávila recobra vitalidad".

Por último, pero no menos importante, la ausencia de una sede adecuada para el evento, pues como afirma Edel Antonio González, presidente de la ACAA, “hace más de 3 años estamos esperando por los fondos prometidos por el Ministerio de Cultura, para finalmente tener un espacio nuestro, con las condiciones adecuadas para todos los eventos y, desde el cual, aportaremos con creces al desarrollo artístico de la provincia".

La poca presencia de los artesanos se relacionó también con el pobre valor artístico de las obras en concurso, lo que conllevó a la ausencia del premio principal.

Varias instituciones se vincularon a la actividad con la entrega de lauros colaterales. La Unión de Escritores y Artistas de Cuba seleccionó a Dasiel Daniel Companioni y Luis Daniel de la Paz con la obra Siesta, y a Geidis Moreno, autora de la pieza Detrás del telón, con la que se adjudicó el mérito conferido por el CPAP.

Asimismo, el Fondo Cubano de Bienes Culturales decidió premiar el trabajo en textil, con la obra Cartera-sobre, de Flora del Carmen López; y, la Asociación de Comunicadores, a Raudel Ruiz, creador de En un lugar de la mancha, construida a partir de piezas de relojes antiguos.

El jurado otorgó cinco menciones y tres premios en igualdad de condiciones. Estos últimos fueron para Ángela Gómez, con Sobrecama (tejido); Lorenzo Daniel de la Paz, con Paseo a caballo; y Bárbara Marta Hernández, con Sigue mi ritmo (ambos en marquetería).

Aunque todas las manifestaciones de la artesanía se visualizaron en la exposición, pervive el sentimiento de querer ver más que técnicas y formas. Donde había depuración, dominio técnico y acabado, faltaba, por lo general, un contenido o idea artística; y donde sí existía un concepto, dígase El resentimiento, de Nelson López, se notaba una simpleza compositiva que hacía a la pieza, dentro de tanta estilización, casi imperceptible.

Un llamado de alerta: los artesanos de nuestra provincia, que tanto se han destacado en los últimos años sobre todo por el trabajo en textiles y en metales, deben crear conciencia con respecto a estos eventos expositivos. Si bien estos no propician una estimulación monetaria significativa, sí le otorgan validez profesional al trabajo de cada artista.

No olvidemos que el aplauso sigue siendo el más gratificante de todos los premios, no olvidemos que los colaboradores de la cultura trabajamos en función de la comunidad. No olvidemos que el espacio galerístico debe ser respetado y homenajeado siempre. Con empeño “y muchísima suerte”, quizás dentro de poco la ACAA cuente con una galería a la altura de su compromiso y el próximo año, tanto artistas como público, se sientan, otra vez, estimulados.


Comentarios  

# vasilymp 26-09-2018 08:55
Con este texto me pongo a pensar en las debilidades de nuestros artistas y su cambio de mentalidad con respecto al arte de crear, de comunicar lo que sienten o dicen sus almas a través de las manualidades y el arte en sentido general. Aunque pensé que el trabajo se iba a volcar sobre las deficiencias de este salón, algunas pinceladas me dio sobre este mal que tanto que nos daña y, sobre todo, a la cultura avileña. Si bien la alerta está lanzada, no se especifica sobre qué se alerta pues la información solo se quedó en informar, en reseñar sin criticidad del mal, y en este sentido, creo, quedó por debajo de mis especativas personales. Pero es un texto para llevar a la reflexión y que se puede debatir en colectivos sobre todo del sector que corresponde.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Danielys 29-09-2018 10:54
Llamado de alerta a qué? O es que el encabezado no va con el artículo, como suele pasar en muchas ocasiones.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar