Jueves, 20 de junio de 2019 5:50 PM

Liuba María Hevia, un espíritu inquieto en Ciego de Ávila (+Video)

Abrió el telón del teatro Principal en Ciego de Ávila y se podía augurar una noche de sorpresas y deleite, donde la música sirvió de pretexto para reunir público de todas las edades. Con las lunetas llenas y unos minutos de retraso, arrancó la cita.

•Conozca cómo arrancó el Simposio Nacional de Patrimonio Sonoro.

Le tocó a Telón Abierto romper el hielo y, como ya nos tiene acostumbrados, regaló una estampa campesina bellísima donde cobraron vida bailes tradicionales como la Caringa o el Zumba Antonio, mientras dibujaban figuras complejas con movimientos uniformes y le impregnaban dinamismo a su interpretación.

La voz de Yudeisy Viera sirvió de hilo conductor y anunció reconocimientos para diferentes instituciones culturales, y la primera entrega de la Distinción César Alberti Orozco al saxofonista, arreglista y director Jesús Lacerda Ávila; a José Manuel García Delgado, por su labor de investigación y creación musical; y a Juan Carlos Corcho Vergara, por sus aportes a la cultura en Ciego de Ávila.

Liuba María Hevia Después le tocaría al trovador Yoan Zamora quien, con temas como “Rocío” y “Aguacero” fue aguzando los oídos del público y dándole forma de espectáculo a una noche, hasta ese momento, parca. Cuando irrumpió Liuba María Hevia, acompañada por la pequeña Rocío Infante y el guitarrista Yulexis Falcón, la ovación fue cerrada y el cadencioso ritmo de las voces empastó hasta regalar una escena cargada de ternura.

Con esa capacidad casi inaudita de escucharse igual lo mismo en vivo dentro de un teatro que tras un fonograma de estudio, Liuba María Hevia dialogó, complació peticiones, invitó al auditorio a cantar, se mostró versátil y desenfadada, e hizo gala de su extrema musicalidad y afinación.

Las sensibilidades, la poesía, la diversidad de tópicos y los sentimientos encontrados surgieron con “Ángel y habanera”, “Algo”, “Con los hilos de la luna” y “Ausencia”, mientras que “Lo feo”, “Estela, granito de canela”, “Travesía mágica” y “Señor Arcoíris” pusieron de pie lo mismo a adultos que a niños.

No dejó pasar la oportunidad para recordar a grandes del pentagrama como Teresita Fernández, Ada Elba Pérez, Gabilondo Soler y Marianela Walsh, por sus múltiples aportes a la música infantil, expresión que no debe subestimarse y a la que ha dedicado una parte importante de su carrera.

Si bien las canciones de este tipo no sobraron y fueron aplaudidas y coreadas con intensidad, faltó un repertorio más amplio que incluyera otros temas ya clásicos dentro de su obra, para ayudar a saldar los años de ausencia de Liuba en nuestros escenarios.

Alberto Fernández Pena: La popular intérprete cubana Liuba María Hevia, le canta en horas de la tarde de hoy a los niños...

Posted by Uneac Ciegodeavila on Wednesday, June 5, 2019

El audio y el diseño de luces tampoco fueron experiencias felices y, lejos de aportar, restaron a la dramaturgia de la noche. Desconexiones, feedbacks y el escenario a oscuras resultaron los fallos más evidentes, que, por suerte, fueron pulidos al punto de que no desdibujaron el resultado final.

Pasadas las 11: 00 de la noche, frente a un teatro colmado de expectativas, sonaron los últimos acordes y cada quien pudo marchar a casa con las esperanzas hinchadas, el espíritu complacido y un suave tararear como compañía.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar