Viernes, 21 de septiembre de 2018 9:55 AM

La “manana” de Toques del Río en Ciego de Ávila (+Video)

De ellos, poco se sabía en Ciego de Ávila hasta que, en la pasada edición del festival de música fusión Piña Colada, Arnaldo Rodríguez, organizador del evento, tuvo la genial idea de invitarlos. Y digo poco porque, a pesar de que Toques del Río lleve 16 intensos años de fundado, su repertorio se ha colocado en las radioemisoras y programas televisivos del país hace, aproximadamente, dos.

Por suerte, el Teatro Principal de la capital avileña le abrió las puertas a esta agrupación, como quien tiene las llaves de la casa, para realizar dos presentaciones, gesto que no todos los artistas acceden a conceder. Entonces, los 12 músicos prepararon la maleta para viajar desde La Habana y compartirnos su ópera prima Pa que te sosiegues.

Sonoridades contemporáneas que juguetean con ritmos añejos como el rock and roll, el mambo, la conga y el cha cha cha pueden disfrutarse en los temas El maní, La chancleta, Mambo número cero, en homenaje a Dámaso Pérez Prado, o Tilo, cuyo coro da título al primer álbum de la orquesta.

Zeney Alonso, director general y bajista, dice no haber ideado una estrategia concreta para promocionar el trabajo de Toques… “Cuando empezamos éramos un grupo de pequeño formato que hacía música flamenca desde Pinar del Río. Hace unos años decidimos cambiar nuestro estilo y aumentar el número de músicos, nos mudamos a la capital y comenzamos a distribuir nuestro trabajo para que la gente nos fuera conociendo”.

En las presentaciones en el Principal, los presentes descubrieron el secreto de esa táctica sin trazar: gozarse cada acorde (literalmente). Y es que cuando Toques… sale a escena todo “explota”, la energía, los deseos de bailar, la clave que llevamos por dentro los cubanos. Es la cuerda de los metales uno de los elementos que más impresiona en esta integración armónica, donde cada instrumento asume una voz diferente que se ajusta a la de los cantantes y los guía de arriba abajo.

Las coreografías empleadas para dinamizar los temas, los graves, los agudos, la pandereta, incluso el vestuario, hacen del espectáculo un show o clase magistral, como prefirieron llamarle algunos.

Toques del Río retumba en un escenario, cualquiera que sea, porque tiene algo que no se educa y se llama “mañana”. Pudiéramos etiquetarlo para posibles traducciones como sentimiento, bomba, pero eso le toca a los músicos. Mezclar funky con guaguancó, o agregarle, a un popurrí norteamericano de los años 80, géneros cubanos, resulta un diálogo entre estilos musicales único, que compiten en buena lid con el trabajo del reconocido bajista y ex Irakere Alain Pérez.

Pudieron mover los pies, bailar sobre el asiento, tararear, inventarse letras en inglés, quienes asistieron al Teatro Principal. Quienes no gozaron de esa dicha se privaron de una presentación completísima, y respetuosa con el público presente. Otra vez, el antiquísimo problema del que muchos prefieren no acordarse (la promoción) falló y, contrario a lo que se pudiera pensar, ninguno de los espectáculos falló porque, como dijera el cantante principal Jesús Puentes: “somos felices porque están ustedes”.


Comentarios  

# barbaro martinez 21-08-2018 16:41
muchas gracias al que los trajo.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# vasilymp 22-08-2018 09:00
Un buen grupo. Y el texto de Lisandra tan bueno como la música interpretada por Toques... A Ciego de Ávila llega lo mejor de lo mejor. Así nos damos cuenta de que los esfuerzos que se hacen desde las Artes Escénicas y desde Cultura provincial no son desacertados. Gana el avileño y gana la cultura cubana
Responder | Responder con una citación | Citar
# Observadora 22-08-2018 12:23
Mi hija asistió a una de las presentaciones y quedó encantada, dice que son "buenísimos" y le gustaron todas las canciones, la forma en que actuaron, en fin, todo.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar