Martes, 23 de abril de 2019 12:55 PM

La creación musical resiste en Ciego de Ávila (+Video)

La XVIII edición del Festival del Creador Musical Joseíto Fernández puso en competencia 14 obras que, durante tres noches de presentaciones, demostraron la buena vibra de la creación musical en el terruño.

El cine del municipio de Primero de Enero se transformó en escenario para el espectáculo y, entre la lluvia y los intermitentes “apagones”, logró concebirse un buen espectáculo, sin grandes derroches; pero sin deslices evidentes, con un guion coherente, una buena conducción y una atinada dirección artística y del diseño de luces y sonido que minimizaron la falta de público.

Solo la demora de las deliberaciones rompió con lo previsto, trajo descoordinaciones y obligó a los artistas a trabajar fuera de guion, justo cuando el público mostraba ya los primeros síntomas de cansancio, en un espectáculo cercano a las tres horas.

El humor de los Fonoaritméticos, el desenfado de la solista Minerva Portales, el cuerpo de baile Sol del Caribe y el folclor haitiano que trajo a la pista, desde Baraguá, y cantantes profesionales venidos de la ciudad de Bayamo, terminaron por completar el satff de la noche.

El tercer premio fue compartido por los creadores Sixta Manresa y Yelitza Pérez, con las obras Amanecer sin ti y Vuelve, respectivamente. El segundo lugar lo ocupó Lázaro Valle, con Un precioso jardín, y el primer premio lo recibió Rey Michel, por la pieza Me dejaste en cero.

En esta ocasión, el Gran Premio y el de Interpretación coincidieron en Bárbaro Raudel Wilson, con la pieza No puedo estar sin ti. Mientras que se alzó con el de la Popularidad Amanecer sin ti, de la autora Sixta Manresa, e interpretada por Elianis Gómez.

Vale destacar la buena orquestación de las obras, que aun cuando todas corrieron a cargo de Jesús Lacerda, supieron mantener individualidades y contrastes, más allá de la calidad autoral e interpretativa mostrada.

Precisamente, velar por la calidad estética y el acabado de las letras, desterrar lo cursi, ser más estrictos en la selección, estimular a los creadores, y lograr una mayor variedad de géneros en concurso, son retos pendientes en este certamen que, cada año, sale airoso de limitaciones y carencias, para continuar como un referente importante para la creación musical en el territorio.

Sin embargo, confiar en que siempre será así es absurdo y vale, desde ya, comenzar a repensar la próxima edición y conquistar voluntades para estimularlo.

Grupo danzarioLa gracia de los movimientos y el colorido del vestuario matizó su presentación


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar