Martes, 23 de abril de 2019 4:09 AM

Gracias por las risas y el disfrute de Títeres al Centro

Los infantes son el público más hermoso para el cual pueda trabajar cualquier artista, pero también los más complicados para atraer su atención, y los más críticos. Como no conocen la hipocresía, ellos muestran sin pudor sus impresiones, y si no les atrae lo que ven, simplemente se paran y se van. La mayor prueba del éxito de la 8va edición de Títeres al Centro, fue precisamente haber captado la atención de los niños avileños y que, por risas, asombro, algarabía y participación, no se detuviera la jornada.

Fueron cuatro días cargados de obras, y con la realización del espacio La Trocha titiritera, el arte pudo llegar incluso a escuelas alejadas de la cabecera de provincia. Diversidad de grupos nacionales y representaciones de la cultura chilena y argentina se dieron cita en esta edición, inculcándole a los pequeños valores como la amistad, el respeto al ser humano, a la naturaleza, a la familia, la necesidad de compartir, el valor de la bondad, etc.

Blanca Rosa Vega, desde Argentina, trajo un montaje escenográfico a partir del teatro de papel, utilizando libros en relieve según los espacios que necesitara el discurso narrativo. Un cuento clásico, pero impregnado de estímulos a la lectura, para que el niño sienta curiosidad por las bibliotecas y librerías, que en la actualidad se encuentran desplazadas por el avance tecnológico. Al respecto, la actriz comentó: “En mi país, como en el resto del mundo, los niños han dejado a un lado los libros, y quiero que sientan que hay un mundo maravilloso en ellos, que deben descubrir, y que es la mejor opción para dar rienda suelta a la imaginación”.

Los espectadores pudieron disfrutar una importante diversidad de técnicas de manipulación, como el guante, pelele de piso, parlante, las máscaras. Desde Las Tunas, llegó una representación de Los Zahoríes y el parlante se convirtió en un divertimento increíble para los niños y sus acompañantes. El títere Fito, cambiando constantemente las historias clásicas con situaciones, expresiones y personajes típicos del argot popular y humor cubano, fue uno de los más disfrutados.

Actriz manipulando muñeco títereEl personaje Fito, con la técnica del títere parlante no dejó de extraer risas del público avileño.

El grupo La proa, desde La Habana, trajo un tema bien gustado por los niños: los perros. Lo singular de la presentación fue que el hilo discursivo dependía, en gran medida, de las reacciones del público, lo que hacía de la improvisación el elemento más importante. Para fortuna de los artistas, los pequeños adoraron la obra, y cada una de las adivinanzas y cantos fueron respondidas y coreadas por cada espectador.

La verdadera prueba de fuego para la organización y salud del evento fue, sin dudas, La noche más larga del Títere, que, desde hace siete años, acompaña la jornada. El pasado sábado, desde las 7:00 p.m. hasta más de las 12:00 a.m. los niños estuvieron atentos a todas las funciones. Este fue el mejor regalo para todos los artistas: ver que ni las altas horas de la noche hicieran mermar la audiencia, y que. con el mismo entusiasmo que comenzaron, terminaran la jornada.

El director de Polichinela, Yosvany Abril, comentó: “Para la próxima edición, desearíamos poder conservar el recorrido por la Trocha, para rendirle respeto a este sitio histórico que nos identifica y llevar nuestro arte más allá de la ciudad cabecera. También quisiéramos trasladar un poco de La noche más larga... al parque Martí. Además, contar con más especialistas como Gerardo Fulleda, Premio Nacional de Teatro, para insertar más espacios teóricos que nos permiten nutrir a nuestros artistas con ideas y debates sobre las innovaciones en el teatro contemporáneo. Y quisiéramos vincular obras también en desarrollo, que dialoguen directamente con el público, siempre con los jóvenes artistas cuyo compromiso con el teatro es increíble.”

En esta edición se agradeció la colaboración de la UNEAC, la Dirección Provincial de Cultura y de Casas de Cultura, la Asociación Hermanos Saíz y la Unión de Jóvenes Comunistas, sintiendo la ausencia de otras instituciones como El Fondo Cubano de Bienes Culturales y el Centro del Libro.

Posted by Liubin Lima on Sunday, November 4, 2018

Gracias, en general, por este evento que, cada año, viene para dar lo mejor de sí, y demuestra el inmenso compromiso de la comunidad joven del teatro titiritero. Siempre con mensajes de reflexión, con la música que hace tararear a los pequeños, y, sobre todo, haciendo de la risa el protagónico de la actividad, ese elemento que nunca falta y le proporciona salud al alma. Gracias por hacer reír y disfrutar, incluso a aquellos que ya no somos niños.


Comentarios  

# barbaro martinez 06-11-2018 11:14
de EXELENCIA y POPULAR, ya forma parte de las tradiciones de ciego la noche mas larga con los titeres ,las calles estaban llenas de niños y adultos, muy buena diciplina.
ENHORABUENA para la tropa de ABRIL y artes escenicas

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar