Domingo, 18 de noviembre de 2018 10:49 PM

Gana artista avileño tercer premio en concurso de Escultura Monumental

Bipolar, proyecto de escultura monumental del artista de la plástica Luis Enrique Milán Boza, de Ciego de Ávila, vuelve a ponerlo en el centro de la noticia

Si Luis Enrique Milán Boza, con esa sencillez que le define, no quería que su nombre apareciera con frecuencia en los periódicos y páginas web culturales debió dedicarse a otra cosa. A dibujar planos de los edificios del futuro, tal vez. O a dar clases en la facultad donde se formó como Arquitecto. Pero ya que escogió ser artista, y de los buenos, que se aguante.

Lo cierto es que empezó sorprendiendo muy joven, allá por 2009, cuando Tregua, obra de arte digital, le valió estar en la selección del jurado del X Salón de esa manifestación artística, convocada por el Centro Pablo de la Torriente Brau, en la que también compitieron los avileños Reinaldo Echemendía Cid y Regüel Altunaga.

Eran los tiempos en que la Semana de Arte Contemporáneo en Ciego de Ávila y el Salón Espacio Cero servían como el mejor caldo de cultivo para una hornada de egresados de las academias de Artes Plásticas a quienes, si algo no les faltaba, eran ideas y creatividad, y no perdían oportunidad de probar(se).

Después se nos perdió Milán, quizás porque estudiar una carrera universitaria fuera del circuito de estudios superiores del arte puede absorber mucho tiempo y esfuerzo.

Mas, el año pasado regresó y volvió a dejar boquiabiertos, incluso a los más avezados gurús de las artes plásticas en la Isla, al merecer el Premio Post-it 4 con la pieza Tarde para no creérselo, un conjunto de tres esculturas en cerámica que, según él mismo dijo a Invasor, “develan de algún modo a alguien que busca en qué creer”.

Obra Post it 4Tomada del perfil de Facebook del autorCon Tarde para no creérselo el artista avileño volvió a la palestra pública en el certamen Post-it 4

• El arte de modelar obsesiones

Milán asegura no ser un ateo irremediable, pero si tuviera que orarle a una deidad le rezaría solo a la Verdad. Le gusta escudriñar en las obsesiones de los otros, a todas luces una manera de exorcizar las suyas. En Tarde, para no creérselo, va tras las religiones y “capta el momento en que todas las piezas, tratando de reafirmar una identidad o de ser consecuentes con ella, terminan consumidas y absorbidas”.

Obra BipolarSegún aseguró Kcho, la idea es que estos proyectos de esculturas monumentales puedan concretarseLuego, a finales de 2017, la Asociación Hermanos Saíz, con su sistema de becas de creación, justipreció “la coherencia estética-conceptual y la claridad descriptiva evidenciada” en el dossier presentado por Luis Enrique a la convocatoria.

Y vuelve Milán a poner su nombre entre los premiados, ahora del Primer Concurso de Escultura Monumental Bernardo Quetglas, convocado por la colección de igual nombre y Kcho Estudio Romerillo, Laboratorio para el Arte, con la maqueta de la obra Bipolar.

Entre 10 participantes el joven artista avileño ganó el tercer premio del certamen, en el que también resultaron reconocidas las piezas El rayo, de René Negrín (primer lugar) y La lluvia, de Ernesto Clemente Nieves Polo (segundo). Espacio escindido, del autor Yeinier Núñez López, obtuvo una mención.

Prestigiosas personalidades del arte tuvieron a su cargo la selección de los ganadores: Osneldo García Díaz, Premio Nacional de Artes Plásticas 2003 (presidente), José Villa Soberón, Premio Nacional de Artes Plásticas 2008; Juan Narciso Quintanilla Álvarez, Ernesto Rancaño, Alexis Leyva Machado, Kcho, y el empresario y coleccionista de arte Bernardo Quetglas. O sea, no hay casualidad.

En Bipolar hay una referencia directa al planeta y probablemente también una alerta ante su posible destrucción, pero, conociendo a Milán como ya lo vamos conociendo, en esta propuesta hay mucho más. No obstante, tendremos que esperar por la próxima entrevista para saberlo.

De momento es una excelente noticia para las Artes Visuales de Ciego de Ávila el estado creativo de Luis Enrique y para él mismo la posibilidad que ofrece el concurso de ver materializada su maqueta de escultura monumental.

Como ya dijimos, si no quería reconocimiento público, ya es tarde. Enhorabuena.

PremiaciónJosé Villa Soberón (izquierda) fue uno de los miembros del jurado que reconoció los valores artísticos de la obra de Milán


Comentarios  

# barbaro martinez 11-07-2018 18:47
la REALIZACION de la escultura MONUMENTAL es una de las grandes deudas de nuestra provincia, incluso la plaza Maximo Gomez esta muy limitada
ENHORABUENA

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# Elier 12-07-2018 23:49
Felicitaciones amigo, sigue así triunfando en la plastica.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar