Miércoles, 17 de julio de 2019 4:57 AM

Fidel en feria avileña

Apta para todas las edades, pero especialmente a la medida de lo que tanto necesita la juventud para sentirse motivada, atraída y para dominar mucho mejor la historia, así resultó la conferencia impartida en Ciego de Ávila por el Doctor en Ciencias Eugenio Suárez, director de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, acerca de las estrategias de Fidel Castro para la toma del poder y hacer la Revolución.

Tal fue la apreciación del auditorio que, en representación de diversos sectores, organizaciones y del Gobierno en el municipio de Ciego de Ávila, acudió al área dedicada a la historia durante la presente Feria Internacional del Libro, en el Archivo Provincial Brigadier José A. Gómez Cardoso.

Con extraordinario poder de síntesis y una selección muy cuidadosa de hechos, fragmentos y elementos, el Doctor Suárez demostró cómo Fidel no tuvo solamente una estrategia para conquistar el poder político y conducir al país hacia la definitiva independencia, en todos los sentidos.

Su capacidad, reiteró, para interpretar las condiciones concretas de cada momento, le permitieron ir trazando distintas estrategias, con un carácter dialéctico y una visión muy clara de la realidad.

Por ello, la idea que originalmente tenía de presentar un programa ortodoxo ante el Parlamento (aun cuando sabía que no sería aprobado, pero que sí ayudaría a la movilización social) tuvo que ser cambiada, tras el golpe de estado que orquestó Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952. En las nuevas circunstancias, la vía política, parlamentaria, electoral, no funcionaría.

Revelaciones del propio Fidel, contenidas en diferentes documentos, demuestran su estratégica concepción de unidad, entre fuerzas ortodoxas, progresistas; la necesidad de una preparación militar básica que nunca tuvo como objetivo atentar contra la vida del dictador, porque una verdadera Revolución no se sustenta en métodos así.

Ameno, el intercambio ponente-auditorio profundizó en la acertada concepción del asalto a fortalezas militares, como opción para golpear a la tiranía, armar al pueblo y, con él, avanzar hacia la toma del poder.

El presidio, el irremediable exilio, el desembarco, los más trascendentales momentos, estuvieron sujetos, según el Doctor Suárez, a estrategias muy concretas, fruto de la visión del Comandante en Jefe.

Con marcado interés, los presentes escucharon anécdotas y frases reveladoras de la modestia inherente a Fidel, al estilo de la afirmación que le hizo al finalmente traidor Huber Matos, en carta escrita el 30 de agosto de 1958, donde subraya que “todo el orgullo del mundo vale menos que un átomo de humildad.”

Contenido en diversos libros y en otros documentos, ese caudal de enseñanzas es imprescindible para el conocimiento y la formación de estudiantes y de jóvenes que, según afirma Reynaldo Estrada Serrano, jefe del Departamento de Marxismo Leninismo e Historia en la Universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez, arriban al centro de altos estudios con dificultades en torno a temas como los abordados por Eugenio Suárez.

Con razón, al final, varias personas comentaban que ahí debe estar la más importante extensión de Ferias como esta: en la capacidad de multiplicarse y de llegar, mediante diferentes alternativas, a los escenarios donde desarrolla su vida cotidiana la juventud cubana todo el año.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar