Lunes, 10 de diciembre de 2018 1:26 AM

En Ciego de Ávila distorsiones en 3D

inter distorsiones 3dEn Majagua las alternativas para ganar público han surtido pocos efectosA las lunetas, la oscuridad, el calor y las proyecciones en televisor y DVD, en lugar de la tradicional pantalla grande, el público renunció hace rato. Los cines ya no son los antiguos gestores de cultura que generaban masividad.

De las 14 instalaciones existentes en el territorio, algunas se encuentran fuera de servicio debido a sus pésimas condiciones estructurales y otras alternan su inherente función con actividades polivalentes que, al final, son las que engrosan y definen (o no) el cumplimiento de los planes técnico-económicos.

Quizás por eso Raudel Negrín, al frente de la Dirección Provincial de Cine, recuerda con nostalgia cuando los montos se cifraban en el millón de pesos, pues al cierre de 2017 habla solo de 100 000.000 de los que todavía no tiene certeza absoluta.

En julio de 2016 la posibilidad de disfrutar de la tridimensionalidad y, de paso, aligerar este letargo, se hizo realidad con la inauguración de dos salas 3D, justo cuando se corregían interpretaciones erróneas de las resoluciones aprobadas para el ejercicio del trabajo por cuenta propia, a través de las cuales emergieron espacios privados similares en todo el país, en su mayoría, con propuestas de baja calidad.

En jornadas “maratónicas”, luego de la visita al territorio de Julián González, entonces Ministro de Cultura, la antigua Sala 7, ubicada en los altos del Centro Provincial de Cine (CPC), se convirtió en un cine 3D e igual sucedió con lo que fuera la Sala de Video en el municipio de Majagua.

El Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC) garantizó la tecnología, se prepararon los locales y las exhibiciones comenzaron con los cuatro títulos existentes: Thor, el mundo oscuro y El gran Gatsby para adultos, y Frozen y Lluvia de hamburguesas para niños.

Hasta la fecha no se han recibido nuevos filmes y las carteleras se rearman con la astucia y las gestiones individuales de los trabajadores del CPC. El problema mutó de quién las rige a qué muestran, bajo qué criterios de selección y cómo sobreviven.

OSCURAS Y APAGADAS

De martes a jueves están planificadas funciones a las 7: 00 y las 9:00 de la noche, y los fines de semana la programación incluye una tanda infantil a las 10:00 de la mañana; a las 2:00 de la tarde y las 8:00 de la noche se complace a jóvenes y adultos, respectivamente. Sin embargo, las estadísticas indican que cada vez asiste menos público.

Cristina Almanza Carrillo, directora de Cine en el municipio avileño, explica que, desde la apertura, 3 810 espectadores han visitado el lugar, cifra incentivada por los vínculos establecidos con el preuniversitario Pedro Valdivia y el centro pedagógico Raúl Corrales. Aun así, en noviembre se recaudaron solo 745.00 pesos, a razón de 5.00 por cada niño y 10.00 por cada adulto.

En Majagua, aunque sin estadísticas físicas, basta ilustrar que de 300 kilowatt gastados con carácter diario pasaron a consumir solo 20 al mes.

A lo que María del Carmen Pérez, directora en aquellos predios, añade que las escuelas de la ciudad cabecera se niegan a establecer contratos con la institución debido a las “dificultades” que supone el traslado de los estudiantes.

“Los primeros días fueron de fiesta. La euforia y el número de personas eran increíbles. Hoy, promocionamos y cumplimos estrictamente con el horario laboral, pero no viene nadie. Si el público se muestra reacio a un estreno, imagínate a las repeticiones.”

A su homóloga le ha tocado mayor suerte porque el joven operador Roberto Vera Crespo escudriña el paquete para recopilar filmes, se los hacen llegar del extranjero, pide ayuda a amigos y gestiona el intercambio de materiales con el Centro Provincial de Cine de Sancti Spíritus.

“Las gafas polarizadas permiten apreciar la tridimensionalidad: alto, ancho y profundidad. Cada vez que termina una tanda es necesario ponerlas a cargar y esto dificulta el proceso. Algunas ya están rotas o necesitan ajustes y con favores hemos logrado reactivarlas.”

La posibilidad de hacer más atractiva la oferta audiovisual, acercándole a los espectadores la venta de algún aperitivo —el local para estos fines existe en Ciego de Ávila— tampoco se ha llevado a la práctica.

Apostar por una alternativa capaz de incentivar empleos, ganancias monetarias y saberes fue el emprendimiento con que vieron la luz, pero desde estas dimensiones pareciera que poco de bueno y provechoso han generado.

SALAS 3D ¿PARA VER QUÉ?

Cuando en 2013 se retiraron patentes para el ejercicio de esta actividad a personas privadas, además de algunas violaciones detectadas, se insistió en que promovían productos de muy baja factura.

Entonces, el Viceministro de Cultura Fernando Rojas declaró al sitio web Cubadebate que “se exhibía mucha frivolidad, mediocridad, seudocultura y banalidad, en contraposición a nuestra política cultural que exige el consumo de materiales de calidad”.

En la actualidad, las películas proyectadas en estos espacios provienen de cualquier lado, menos de la vía institucional, los filtros de selección se desdibujan y el mismo sesgo cultural, que en su momento nos pareció letal, se hace patente.

Títulos como Rápido y furioso, Miedo, Destino Final y Furia Ciega saltan a la vista, en tanto, se nos escurre el cine de autor de figuras como el japonés Hayao Miyazaki, el canadiense James Cameron, los norteamericanos Martin Scorsese, Steven Spielberg, Quentin Tarantino y Tim Burton con una sólida producción rodada en 3D e, incluso, nuestros tímidos intentos de acercarnos al formato.

Carlos Rodríguez, vecino del cine Carmen, fue de los más asiduos a la sala, hasta que desistió por lo pobre de la oferta, y Dasiel García no comprende cómo en el habanero cine Chaplin se mantiene una cartelera atractiva con opciones en 3D, de la que no llega casi nada a las provincias; opiniones, más o menos avezadas, que obligan a mirar en perspectiva nuestro sistema de exhibición y distribución.

El cambio, lógicamente, no dependerá de los trabajadores de los CPC, que se las ingenian para mantener a flote estas instalaciones, sino de amalgamar con efectividad nuestras estrategias culturales y, sobre todo, de ser coherentes.

Para los próximos meses, se pretende instalar en Bolivia, Chambas y Punta Alegre tecnología tridimensional, valdría la pena activar, desde ahora, la luz larga.


Comentarios  

# barbaro martinez 15-12-2017 18:24
tengo un SOCIO que le ENCANTAN las peliculas de la sala 3D que ponen en ciego, yo he ido dos veses y las dos me he levantado ANTES.
PERIODISTA, que FECHA tiene para abrir el ''cine carmen''.
prefiero que sea polivalente
con creatividad y VOLUNTAD se logra PUBLICO.
AHH y pa cuando el IRIONDO.
ciego esta mas atras que el AMPALLA en los espacios CULTURALES.
POR FA, decisores vengan a PINAR del RIO y vean como una provincia AVANZA .
ciego RETROCEDEEEEE.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar