Lunes, 12 de noviembre de 2018 5:22 PM

Degusta Ciego de Ávila humor con dos décadas de añejo (+Video)

Tres artistas sobre el escenario y un vestuario que nos remonta a la novela Los tres mosqueteros, de Alejandro Dumas, y al célebre prisionero de la máscara de hierro, resultaron la arrancada del espectáculo 24 años, de la agrupación La Oveja Negra, en el teatro Principal de Ciego de Ávila, que mostró una suerte de remembranza de sus números más aplaudidos, aderezados con otros más recientes, chistes apresurados y alguna que otra improvisación.

Bajo el concepto de escamotear lo mejor para el final, después de una entrada un tanto deslucida el guion mostraría un salto de calidad en su dramaturgia con dos sketchs; el primero de ellos, donde cobran vida dos ladrones sorprendidos por el jefe de la empresa en medio del hurto, y, a continuación, el de tres ciegos inmersos en una reunión del sindicato donde se decidiría a quien entregarle un ojo pantalla plana y de alta definición.

Entonces la cita encontró conexión con motivos como la sátira, las alusiones a la corrupción, a la violación del horario laboral, los anónimos, y la crítica de apreciaciones ligadas al imaginario popular que reconocen como válidas malas prácticas y hábitos. El cierre correspondió a dos frases lapidarias: “el que sabe, sabe, y el que no pa’ jefe” y “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

Se hicieron sentir como parte ineludible de la puesta la gestualidad, las poses, la entonación y la natural vis cómica de los artistas que terminaron por sacarles carcajadas al público por encima de cualquier desacierto.

Vale destacar que lograron escapar de algunos de los clichés que rodean al humor en el país (como regodearse en exprimir motivos asociados a las presencias sexuales, los pinareños, y los “palestinos”) para mostrar diálogos atinados de fina crítica social y gracejo criollo.

La Oveja Negra no ha perdido jovialidad ni picardía, pero por momentos a sus actores parecen hacerle mella más de 20 años de trabajo y terminan repitiéndose o improvisando un guion a golpe de chistes forzados que poco aportan a la concepción general del espectáculo.

Sin olvidar que en más de una ocasión olvidaron el histrionismo y rompieron con la lógica de sus personajes lo mismo para reír que para corregir o introducir otros parlamentos, libertades válidas en otro escenario, pero que aquí solo enrarecieron el producto final.

Por primera vez en mucho tiempo el teatro llenó sus lunetas hasta el segundo piso y acogió público de pie, lo cual nos da la medida del tipo de espectáculo que conquista voluntades en estos predios. Por otra parte sigue siendo este escenario una plaza difícil lo mismo por las carencias con el audio que los obligó a gritar a todo pulmón que por la ausencia de aire acondicionado.

Esta agrupación nació en el año 1994 en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas y ha resultado una suerte de escuela y cantera para la creación humorística en el país por donde han pasado artistas de la talla de Baudilio Espinosa, Ramón Carrillo y Eddy Escobar.

Aun cuando su repertorio merece una renovación y le faltó, en este caso, un tanto para lograr una absoluta hilaridad y coherencia, resulta una prueba de que debe y puede hacerse buen humor en Cuba, ajeno a lo kitsch, a las actitudes discriminatorias y a los clichés.


Comentarios  

# barbaro martinez 16-07-2018 13:57
me rcordaron a un celebre CRIITICO de ARTE, cuando aseguro que la MAYORIA del PUBLICO era mediocre, lo hizo en alucion a una novela brasilera de turno que era ''ligerita'' y gozo de mucha aceptacion.
yo me rei y TAMBIEN me incomode y MUCHO sobre todo cuando digeron que levantara la mano y gritaran todos lo que querian irse para la YUMA.
mi PADRE me prohibio decir esta palabra y se lo AGRADESCO en la VIDA.
en el teatro habian niños y jovenes que aunn no logran comprender.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# #Ailén 17-07-2018 11:20
Es cierto Bárbaro, en esta ocasión no llenaron mis expectativas y no lograron sacudirse del todo los desaciertos q rodean hoy a la creación humorística. Creo q solo los números q se remontaron a los primeros años mostraron coherencia y dinamismo
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar