Miércoles, 19 de diciembre de 2018 8:30 AM

Comenzaron fiestas campesinas de los bandos Rojo y Azul de Majagua

Con la entrega del Premio Nacional de Cultura Comunitaria al conjunto artístico XX Aniversario, de esta localidad, en Ciego de Ávila, comenzaron las fiestas de los bandos Rojo y Azul, una de las más representativas en la provincia y el país.

El agasajo al reconocido grupo músico danzario, que acaba de llegar de una gira por Costa Rica, tuvo lugar este sábado durante la noche de gala de la semana de la cultura de Majagua, que distingue en Cuba por ser cuna de los bailes El Gavilán, El Papalote, La Chismosa y El Zumbantorio, entre otros.

La agrupación XX Aniversario resalta por su labor de preservación de los bailes campesinos de la localidad avileña dentro del Movimiento de Artistas Aficionados por más de 40 años formando a jóvenes no solo en la tradición danzaría, sino en el conocimiento de la cultura campesina como raíz de identidad.

Bando Rojo de MajaguaBando Rojo de Majagua

El momento cultural fue propicio, además, para reconocer a Orestes Cárdenas e Iraida Rivera, dos de las personalidades más destacadas de los bandos Azul y Rojo, en ese orden.

Entre las actividades que amenizarán las celebraciones de Doña Joaquina y Don Pepe, personajes que simbolizan a los defensores de los colores rojo y azul, respectivamente, están presentaciones de artistas del programa televisivo Palmas y Cañas, y bailables con Nelson Manuel y la Corte, Wil Campa y la Gran Unión y Carlón y la Novena.

También se desarrollarán los festivales de danzas folclóricas y el de parrandas Arbelio de Armas Consuegra, el concurso provincial de poesía El Águila de la Trocha, torneos y el fraternal enfrentamiento entre las comparsas Roja y Azul.

Como muestra de la coexistencia de las culturas hispana y africana entre los pobladores de la localidad, se realizará, además, el toque de tambores en recordación a Pablo Manrique Mederos, quien fuera el máximo promotor de la Fiesta de Santa Teresa de Jesús.

Los bandos de Majagua se celebran desde la década de los años 20 del pasado siglo y sus bailes han trascendido las fronteras nacionales, mediante agrupaciones de aficionados universitarios como Telón Abierto y Maraguán.

El amor y la voluntad son los dos ingredientes fundamentales de este pueblo, que mantiene y engrandece estas fiestas azulirrojo o rojiazul, consideradas defensoras de la identidad cubana y de su cultura. 


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar