Jueves, 20 de septiembre de 2018 10:31 AM

Clave de rumba en Ciego de Ávila

De cómo la rumba saltó de las barracas a los solares y fusionó sus orígenes de resistencia y reafirmación con los grandes escenarios y el disfrute, pudiesen hablar con pausa los cubanos, testigos y actores innegables de la evolución de este género, reconocido en el año 2016 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

No hacía falta el título para confirmar su extraordinario valor y sus matices interculturales, pero, desde entonces, el compromiso con visibilizarla y hacerla perdurable es mayor.

En esta gestión ha sido Timbalaye, proyecto comunitario que devino promotor internacional de nuestra cultura, un genuino impulsor que ha sabido aunar voluntades y conquistar éxitos en la realización del Festival Internacional La Ruta de la Rumba cada año, certamen que reúne a noveles y consagradas agrupaciones, delegados internacionales e investigadores “empecinados” en abrirle paso a la rumba.

«Que sea un festival nacional e integrador, abierto a todos los rumberos cubanos y el diálogo entre la Rumba y otros géneros y valores patrimoniales, para nosotros es lo más importante»

Posted by Mónica Alfonso on Thursday, August 9, 2018

Este año la cita se dedica a las expresiones danzarias del folclor cubano y, en su parada en Ciego de Ávila, retumbaron los tambores y los aplausos al ritmo cadencioso de Afrocaribe, Rumbávila Fusión, y el ballet folclórico Osokpuán Irabbo.

La sonoridad impecable de estas agrupaciones, lograda con las claves y las tumbadoras, y la jerga de movimientos combinados con quiebres de cintura y ondulación de hombros, validaron la propuesta, que supo armonizar tradición y contemporaneidad.

Ulises Mora, presidente de Timbalaye, reconoció que la  constituye un termómetro para medir el trabajo que se hace en provincia y ha generado un gran número de seguidores, así como el apoyo de organizaciones como la Asociación Hermanos Saíz, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la Fundación Fernando Ortiz y el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural.

“Seleccionamos nueve provincias para esta gira, que comenzó en la Isla de la Juventud y terminará en Guantánamo. Poco a poco, hemos logrado pasos en el afán de consagrar este género como una manifestación imperecedera de la cultura popular. De nuestra última visita, a la fecha, he sentido un salto de calidad importante en las agrupaciones, las que muestran voces muy afinadas que contrastan y realzan cada tema.”

Hasta el 30 de agosto continuará el periplo por el resto del país que promueve, sin dudas, el diálogo, el intercambio y la rumba como patrimonio vivo y participativo.

Posted by Damián Betanzos Hernández on Sunday, August 26, 2018



Comentarios  

# vasilymp 28-08-2018 09:02
Muy buen trabajo. Refleja el sentir de nuestra cultura y culturos. La rumba es patrimonio nacional y es de cada cubano, por encima de sus preferencias. Gracias Ailén por esta noticia que informa y de la mejor manera posible.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar