Ciego de Ávila y Morón afinan acordes sindicales

Buen espacio para examinar lo que sí afina y lo que no entona, abrieron las conferencias municipales del sindicato de la cultura en Ciego de Ávila y Morón, en el contexto del proceso que desde los cimientos obreros realiza en todo el país el XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, CTC.

En momentos y salas diferentes (Teatro Principal de la cabecera provincial y Teatro Reguero, en la Ciudad de El Gallo) artistas e intelectuales coincidieron en varios puntos de vista, relacionados con el mejor desempeño que demanda el funcionamiento de las estructuras sindicales y la necesidad de que estas aseguren mayor protagonismo en torno a las principales preocupaciones que hoy tienen sus miembros.

Más allá del estado de la cotización o del aporte financiero que de forma voluntaria realiza el movimiento obrero para la patria, delegados e invitados profundizaron en asuntos que atentan contra un rol más activo y protagónico de los creadores en el contexto sociocultural del territorio.

Parte de las deliberaciones se condensaron en el ámbito económico y financiero, la urgencia de exigir que se planifiquen y ejecuten de manera más rápida y eficiente proyectos para la reparación y conservación de instituciones fundamentales para el sector, como la Casa de la Cultura moronense, así como exigir mejores condiciones de trabajo para la creación, tanto de artistas vinculados a estructuras estatales como para quienes desarrollan diversas manifestaciones por cuenta propia.

Avileños y moronenses no concordaron con prácticas que a veces afloran, como la de contratar para determinada obra o trabajo a creadores residentes en otras provincias, pudiéndose realizar un mejor y más justo empleo del talento y del potencial con que se cuenta aquí.

También ocupó prominente espacio el abismo que continúa abriendo el comportamiento de los precios o el costo de la vida, con respecto al poder adquisitivo que, a duras penas, garantiza el salario de periodistas, artistas y otros trabajadores del sector.

Delegados e invitados aprovecharon la presencia de Nancy Verona García, integrante del secretariado nacional del Sindicato de Trabajadores de la Cultura, para sugerirle a la máxima instancia del país que se valore la posibilidad de rescatar y devolverle su sentido real a la estimulación material, como complemento de la incentivación moral, sobre la base de un análisis atemperado al contexto socio económico actual.

Presididas también por Magalys Álvarez Pino, secretaria general del sindicato en la provincia, ambas conferencias eligieron a sus respectivos burós municipales, a quienes asistirán a la Conferencia Provincial (16 y 17 de julio) y reafirmaron el irrenunciable apego de la intelectualidad a la historia de la nación y al futuro, sustentado en raíces de la cultura cubana que han mantenido su vitalidad a lo largo de casi seis décadas de Revolución.

Reconocimiento del sindicato de CulturaEl proceso del XXI Congreso de la CTC ha permitido reconocer a importantes valores de la cultura en toda la provincia