Lunes, 17 de junio de 2019 10:46 PM

Ciego de Ávila: Vocal Leo en concierto

Coro Vocal LeoDamian Betanzos Asistir a un concierto de música coral es siempre un lujo. Sobre todo, en estos tiempos de demasiada injerencia foránea, sonora y de mal gusto. Que este concierto sea en la sede de la agrupación Corávila lo vuelve aún más especial.

Llego con algunos minutos de anticipación a la cita de este sábado, 3 de noviembre. Saludo a los maestros, amigos y colegas, para luego sentarme en uno de los tantos sillones. No he presenciado antes un concierto de Vocal Leo, pero sé que lo fundó la maestra Corina Campos y Jorge Luis Pacheco, en 1993, y que su nombre suena como uno de los más aclamados en la escena musical cubana.

Recuerdo a Martí, que era un apasionado a la música, y esa frase suya que lo define, “el hombre escapado de sí mismo”, me viene como una brisa a la memoria. Y es que la música permite que el ser humano salte en el tiempo y regrese a donde quiera.

Entre cavilaciones y recuerdos paso el rato. Treinta y seis minutos después de las ocho de la noche, hora acordada, comienza el concierto y la propia Corina Campos presenta a sus trece cantantes.

Nos anuncia que el programa no será tan extenso como fuera anunciado en el impreso, pero que sabrán complacernos en nuestras expectativas. Dedica el concierto avileño, que es parte de su Gira Nacional, al público todo y, en especial, a Corávila, de quien ha tomado “prestado” uno de sus integrantes, que los ha acompañado desde hace más de tres años.

Un primer bloque de compositores y arreglistas europeos, abre la velada. El Ave maría, O salutaris hostia, Lucis Creator Optime, y Jubilae deo, son las piezas seleccionadas, muy a tono con el momento de jubileo por las fiestas de fin de año. Es el momento de alta cultura, porque estamos siendo partícipes de autores de épocas disímiles como Tomas Aquino (1225-1274), Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) y de las liturgias religiosas.

Al término de cada interpretación, le sobreviene una avalancha de aplausos. El público avileño allí convocado sabe apreciar la buena música y, sobre todo, la excelente interpretación. Y resulta que la voz como instrumento sigue cautivando a cada ser humano por sus registros, colores y emociones. El salón de la sede de Corávila, con su techo semi bóveda, resuena con nobleza ante tanta magnificencia.

En un segundo bloque, la maestra Corina ha preferido acercarnos más a la parte latina y caribeña que nos toca y por eso acude a Leo Brouwer, la talentosa y joven Wilma Alba, y el siempre eterno Atahualpa Yupanqui. Todos enlazados por el ritmo, los elementos lúdicos y los tonos cálidos que nos caracterizan.

Es lacerante la interpretación del solista Daniel Noriega, quien no solo matiza en la justa medida, actúa lo cantado, sino que, también, hace revivir en nosotros las vivencias del hogar en la más tierna infancia. Nadie escapa de su influjo. La voz de este hombre se escapa de sí mismo y se vuelve música.

Vocal Leo en concierto en la sede de Corávila como parte de su gira nacional en #CiegoDeAvila

Posted by Damián Betanzos Hernández on Saturday, November 3, 2018

Terminado el bloque, la ovación va en aumento, tal vez, porque nos sentimos más identificados. Una vez más, la música se ha hecho carne.

La noche va camino a lo sublime. Por eso, Corina Campos le sede el escenario, poco iluminado, a la agrupación Corávila que, después de unas efusivas “gracias” por parte de su director, distribuye a sus veinticinco integrantes por todo el escenario y provoca el asombro de una buena parte del público, y consigue que la sonoridad se adueñe de todo el recinto.

Sus dos interpretaciones son magníficas, no solo por la vocalización, afinación y proyección, sino, también, por el juego escénico que realizan con algunos giros corporales y deslizamientos leves que permiten que lo que se escuche alcance otra dimensión.

Deja una muy buena impresión Corávila y así lo confiesa Corina Campos a todos los asistentes. Se le nota impresionada y, a la vez, en cierto compromiso. Pareciera que, por el tiempo que demora Vocal Leo en preparar el próximo bloque de repertorio, necesita subir la parada que ya ha alzado la agrupación avileña.

Y lo hace de buena lid. Por eso I been de storm, un negro espiritual interpretado por la solista Anyelín Díaz Oviedo, se lleva la más contundente de las ovaciones. Y es que su interpretación está colmada de humanismo, de exactitudes en lo dicho y lo gestualizado, su cara es la reencarnación misma del personaje que se sabe angustiado, pero es feliz por la compañía de su dios. Sus manos son el instrumento casi mágico que alaba a la condición humana.

La conmoción y la felicidad llegan a su feliz término. En la cara de los muchos niños estudiantes de la escuela elemental de arte de Ciego de Ávila, Ñola Sahig Saenz, veo el regocijo y la complacencia. Tal vez no sepan, en la justa medida, la importancia de este concierto para sus carreras, pero lo más seguro, es que no lo olviden nunca.

La noche termina con el plato fuerte, la música cubana. Y es que lo bailable, eso que nos identifica, no puede estar ausente de cada manifestación de nuestro arte. Entonces es el turno para sacarnos el goce con la rítmica de una interpretación movida, jocosa y bien estructurada, de Pare cochero, Marieta, Bilongo, y Todo a tus pies.


Comentarios  

# barbaro martinez 05-11-2018 14:32
la Logia Modestia es un lugar EXEPCIONAL , cuenta con una MAGNIFICA ACUSTICA.
un detalle que seguro resolveran es la poca iluminacion que tiene.
el CONCIERTO de LUJO , afirma como digera el APOSTOL y Mason Marti que la musica es la forma mas bella de lo bello.
hay que lograr que a esta Locacion el PUBLICO asista de Manga Larga.
PROHIBIR tomar fotos y videos durante la presentacion, cuestion que molesta al PUBLICO, ARTISTAS y el FLASH deteriora la Pintura que decora la sala.toda una joya.ademas de recordar al PUBLICO que apaguen sus TELEFONOS.


Corectora un saludos y felicidades por su trabajo,un detallito en arte hay que sustituir la palabra Bloque por CUADRO.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar