Jueves, 18 de julio de 2019 4:06 AM

Canciones para la inteligencia: Tony Ávila en concierto

La noche de este miércoles, 6 de marzo, será recordada, en mucho tiempo, por los espectadores que disfrutaron el concierto del trovador matancero Tony Ávila. La cita fue en el patio del Comité Provincial de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, y el pretexto, el 14 Encuentro nacional de jóvenes trovadores, Trovándote 2019.

El comienzo de la jornada nocturna había sido previsto para las 10: 00 pm. Ya sobre las 9: 00 pm había bastante gente a la espera. Tony llegó tarde con sus músicos, porque el ómnibus se había retrasado, y, a esa hora, comenzaron a ecualizar.

Cuando casi todo estaba listo, pidió permiso para ausentarse por un rato, en lo que se preparaba para esa noche. Quizás, no se dio cuenta, o lo hizo con toda intención, pero esa fue la manera más directa y propicia para empezar a comunicarse con su público, que allí se quedó en la espera del trovador.

Se sumaron muchas más personas y las expectativas aumentaron.

Un tanto pasadas las 11: 00 pm, comenzó el concierto. Los aplausos de bienvenida no se hicieron esperar. Tony subió al escenario con una sonrisa cómplice entre los labios. Los primeros acordes de Hombre nuevo, del disco Credenciales, tenían ese sabor de los buenos cafés en compañía de amigos.

Somos parte de una parte/de otra parte de la humanidad./ Somos la ventana donde asoman/ el principio y el final.

Tony Ávila ya es un cantautor que gusta al pueblo y que consigue adentrarse, con su música, en los miles de hogares que lo sintonizan, tanto por la radio como los MP3, y móviles. Los recientes premios de Mejor Video del Año, Fotografía, entre otros, en los Lucas, con el clip Mi casa.cu, le han servido para afianzarse en esa popularidad, que termina por transformarse en ovación, y los consabidos gritos de “otra”, “bravo”, al final de cada canción o presentación.

En Ciego de Ávila, se vio como en su casa. Le habló a los espectadores y les agradeció por escucharlo con respeto, en un tiempo ya agotador para él, donde se le hace cada vez más complejo tener multitudes en sus conciertos. Y en esta ocasión, la relación músico-público, se hizo casi intimista.

Hubo risas frente a los dichos populares, frases ingeniosas o versos cantados desde la picardía y el choteo cubanos; aplausos después de oraciones contundentes o verdades indiscutibles, incluso, los más usuales, esos de cuando la canción es de las preferidas; gente llorando, conmovida y feliz.

Asistieron personas de todas las edades. Y muchos estaban pendientes a este concierto, que fue muy divulgado por todos los medios de información masiva de la provincia.

Los músicos acompañantes de Tony Ávila, algunos oriundos del terruño o con parientes aquí, estuvieron a la altura de sus aptitudes y consagración. Mención merecen los instrumentistas de viento, que colocaron todo el aire de sus pulmones en función de la buena interpretación y de insuflar, con sus alientos poéticos, cada tema musical. Y consiguieron cargar el aire de un encanto imperecedero.

A golpe de buenas canciones, frases de doble sentido y guiños de entusiasmo, cargó con esa responsabilidad que tienen los músicos de acompañar y hacerse acompañar por el público.

El concierto terminó sobre las 2: 00 am. Cantó los temas que tenía previsto y aquellos que le pidieron. Los más conocidos, dejados para el final, con tacto e inteligencia, no faltaron a la cita.

Los avileños allí presentes no podrán olvidar esta cita hermosa, con un trovador joven, que quiere seguir componiendo canciones para la inteligencia humana.

... Y Tony Ávila levanta la guitarra al firmamento en noche para recordar que la canción se levanta por todos los...

Posted by Santa Massiel Rueda on Wednesday, March 6, 2019


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar