Sábado, 25 de mayo de 2019 7:14 PM

Brenda Navarrete, desde su Cuba y para el mundo

Brenda Navarrete es una de las jóvenes promesas en el panorama actual de la música cubana. Una artista con un carisma impresionante, un desempeño profesional en auge, una proyección escénica que hace de su presentación un show irrepetible y una imagen auténtica. Siempre cubana, pero con una mezcla en su sonoridad que la convierte en un modelo internacional.

Batá y tumbadora entre sus manos, y voz melodiosa, Brenda despunta como una artista que, desde ya, alza el nombre de Cuba para el mundo entero y, de seguro, dará mucho de qué hablar en los próximos años.

—Estudiaste en la escuela elemental de música Manuel Saumel y después en el Amadeo Roldan, donde te graduaste, ¿qué significó el maestro Joaquín Betancourt para ti?

—Conocí a Joaquín mientras acompañaba a un amigo mío, Emir Santacruz, a un ensayo. Faltó el percusionista y Joaquín me preguntó si podía marcar lo que estaba pidiendo. Yo estaba en pánico, mi primera experiencia fuera de la escuela. Por suerte, era un ritmo básico y a él le gusto mi interpretación. Tenía apenas 16 años y fui parte de su jazz band hasta el 2011, alrededor de 4 años. Joaquín me inculcó el deseo de buscar sonoridades distintas. Él mezcla todo lo que es la música cubana con el concepto jazz band y estándares como LOVERMAN y MYSTIC, también hizo algunos arreglos para que yo cantara. En esos tiempos, éramos solo dos mujeres. Fue en esa época donde más sentí el poder de atracción del jazz.

—En el 2009 también te uniste al proyecto Obini Batá, pero seguías con Joaquín, ¿cómo te las arreglabas?

—Imagínate que, simultáneamente, estuve también en Matanzas cumpliendo mi servicio social, en la orquesta sinfónica de esa provincia. En el proyecto de mi hermana, Melvis Santa, comencé en Interactivo, todo eso fue en el 2009.

—Al trabajar en Matanzas, debes haberte vinculado con todas esas raíces afrocubanas que hoy marcan sonoridades en tu trabajo…

—En esos primeros años casi no pude conectarme con Matanzas, estaba solamente 3 días, los que me tocaban. Después iba desaforada para La Habana porque tenía ensayos con las otras agrupaciones. Recientemente es que he podido vincularme más con La Atenas de Cuba, ir a las fiestas de la rumba y el tambor. Si de verdad uno quiere conocer la cultura musical afrocubana, es allí a donde hay que ir.

—Por otra parte, tuviste la gran escuela de Robertico Carcassés, Interactivo. Allí tocabas fundamentalmente el güiro y cantabas, además; tu proyección escénica actual bebió mucho de tus años con este proyecto, ¿qué más te aportó?

—Aunque recibí años antes danza contemporánea, cuando me integré a Interactivo fue diferente. Cantar, bailar y tocar al mismo tiempo lo aprendí ahí. El concepto de show y ponerlo en práctica en cada presentación también. Comprendí que cada presentación es única, hay que hacerla diferente y, además, improvisar sobre la marcha para evitar contratiempos en escena. Interactivo fue y sigue siendo mi escuela en cuanto a improvisación, show, y creatividad.

"Antes de todo eso, integré un proyecto folclórico comunitario llamado Alafia, dirigido por el maestro Domingo Pau, uno de los ex coreógrafos y bailarines del conjunto folclórico nacional y eso también me pulió mucho en cuanto a proyección, incluido Obini Batá."

Brenda Navarrete —¿En qué momento decidiste hacer tu proyecto y por qué?

—Cuando gané la Fiesta del Tambor en el 2010, en la categoría de mejor interpretación femenina, y en el batá, conocí a personas que querían que hiciera algo propio con mi arte y me impulsaron. Fue entonces en el 2013 que concreté la idea, porque componía mis cosas y necesitaba hacerme escuchar y aglutinar a personas que me siguieran.

"Comenzamos grabando tres temas, Caravana, A Oshun y Lejos de ti. Enseguida salimos de gira para Canadá. Ahí fue donde sentí por primera vez la responsabilidad de tener una banda y el gusto de crear, pues cuando estas en el rol solo de integrante eres más reproductivo. Por tener este concepto, creo que les doy más libertad a mis músicos, para que cada uno le aporte color al conjunto. Como sé lo que quiero, hay un parámetro que guía mi composición, pero de ahí en adelante cada instrumentista crea también."

—Tu primer álbum se titula Mi Mundo, ¿tienes otros?

—No, todo lo demás son singles. Este primer disco salió en enero del 2018 y, de octubre a diciembre de este año, debe salir el otro, que creo llevará el mismo nombre Volumen 2. Porque esa es la esencia de mi música, ahí pertenezco.

—¿Tienes presentaciones habituales en Cuba?

—No, las peñas fijas me aburren y creo que aburren al público, porque nadie tiene un repertorio tan amplio siendo tan joven como para no hacerlo. Mi intención actualmente es responder a todas las invitaciones que me hagan en provincias, festivales. Busco posicionarme en Cuba. Me gustaría tocar una vez al mes en un lugar y al siguiente mes en otro. Me retroalimento de mi público, mientras más diverso es, así será mi presentación.

—Premios o festivales en el exterior.

— Está el caso de Havana meets Kingston, los músicos base de la banda de Bob Marley y los músicos de las bases cubanas como Rolando Luna, Alvarito Torres, Julito Padrón, Oliver Valdés y yo. Hicimos una Gira desde marzo a agosto del pasado año, en escenarios fuertes como Francia, Portugal, Suiza, Nueva Zelanda e Inglaterra, en la emblemática sala de concierto Royal Albert Hall.

Fue una experiencia increíble. Ellos respetan mucho a quienes reconocen su cultura y la defienden. Mi imagen, sonido, performance, proyección; mi música en general, representa a Cuba de muchas formas

Tanto fue así que, hace 3 semanas, productores del gigante de los medios británicos, la BBC, vinieron a Cuba a hacer un documental de música cubana, en el cual me incluyeron. Mi disquera, Alma Récords, es canadiense, y me ha organizado muchos conciertos en el extranjero, pero Cuba me falta, y lo siento. Estoy luchando la licencia con la EGREM para dar conciertos por todo el país. Es de la única manera que puedo estar cerquita del pueblo y ustedes de mí.

— Quieres armar un proyecto exclusivo de mujeres…

—En Cuba, cuando hablas de folclore, la gente se encasilla, creo que le tienen un poco de miedo a la apertura. Hago música folclórica y en el mundo es un producto súper reconocido, porque nos representa, pero no tengo un producto puro como Rumbávila Fusión, o Los Muñequitos de Matanzas. Hago World Music, fusionada con música cubana, y quiero tener en mi proyecto a mujeres que se identifiquen con este estilo.

Me va a ser un poco difícil. Antes llegué a pensar que lo tendría que armar con músicos extranjeros, pero encontré en Cuba a Yissi García, de BandaAncha, y a Mary Paz. No será solo de tambor, tendrá trompeta, piano, batería. Tengo esperanza, sé que lo voy a lograr.


Comentarios  

# barbaro martinez 22-04-2019 12:49
Celia , me alegre mucho que alguien con Academia escribiera articulos relacionados con la Cultura, debiera existir un Master en Critica Cultural.
ojala tengas oido musical , con eso se nace, aunque dicen que desde el vientre se puede educar, Beethoven decia que solo hacia falta un 5 % de talento y lo demas de dedicacion.he leido muy bueno articulos sobre cultura de alguien que estudio Fisica y Celia Sanchez Manduley , no estudio mucho al igual que Aide Santamaria pero ambas tenian una gran sensibilidad artistica.
te recomiendo leer en la enciclopedia de musica que esta en la biblioteca provincial un aparte sobre el critico cultural, de algo te servira.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 22-04-2019 12:57
tengo tres grandes preocupaciones relacionada con la cultura de nuestra ciudad
- el destino que tomara el tostadero de cafe, el cual es patrimonio industrial y que se que la "idea" es dividirlo en tres ( una parte oficina -otra una locacion cultural -otra el taller para televisores .
la otra es un local para la Rumba que se realizo la investigacion por parte de Ada Mirta en la Zona lugar donde se pudiera realizar un proyecto comunitario
y el ultimo es la Ruinas del Central Ciego de Avila, exelente sitio para hacer una sala museo y acompañarlo de un ranchon para actividades Culturales con objeto Turismo, si me lo permitieran mis ahorros lo invirtiera alli y hasta mi casa le daria al que vive al lado de la ruinas, pero nuestras leyes lo hacen muy dificil.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar