Sobresale Ciego de Ávila en uso de fuentes renovables de energía

La provincia de Ciego de Ávila avanza en la ejecución de proyectos encaminados a emplear de forma eficiente las fuentes de energía renovable, con una repercusión directa en el desarrollo local y en el plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático, denominado Tarea Vida.

Durante un taller interactivo de la Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía y el Respeto Ambiental (Cubasolar) en el territorio, se reconoció como logros el funcionamiento de más de 2 190 calentadores solares, 86 biodigestores y más de 600 molinos de viento, en tanto proliferan experiencias en el uso pasivo del sol para el secado de productos agrícolas.

Luis Bérriz Pérez, presidente de Cubasolar en el país, destacó que la provincia fue la primera en contar con un parque eólico y tiene a la única fábrica de calentadores solares de la nación, por lo que es determinante extender sus experiencias a otras regiones y elevar la capacitación para mejorar la eficiencia.

Resaltó que sólo conociendo el uso que se le dará a la energía se podrán tomar decisiones adecuadas, por lo que exhortó a aprovechar los recursos locales, como por ejemplo el biogás para cocinar, a la par de eliminar la contaminación ambiental y la construcción de secadores solares para el tratamiento de frutas y plantas medicinales.

Mediante una conferencia, los asistentes conocieron de las ventajas que proporcionará la bioeléctrica que se construye aledaña al central Ciro Redondo, en el municipio del mismo nombre, que operará con bagazo de caña y marabú, la cual cuenta con 34 objetos de obra y está hoy a un 30,28 por ciento de ejecución total , aunque se prevé comenzar a explotarla de forma parcial en este año.

Ramón Acosta Álvarez, presidente de Cubasolar en Ciego de Ávila, destacó entre los proyectos realizados el año anterior, para incentivar el conocimiento y empleo de las fuentes renovables de energía, el montaje de un polígono demostrativo en el Centro de Bioplantas, un aula piloto en el politécnico Armando Mestre, el apoyo al movimiento de círculos de interés y a las sociedades científicas en centros estudiantiles.

Precisó que hoy existen buenas prácticas, como el uso de sistemas de calentamiento de agua en 38 círculos infantiles, paneles solares para alimentar cercas eléctricas en el cuidado de cerdos y búfalos, y lámparas solares para la iluminación nocturna en el parque La Turbina.

Durante el encuentro, se reconoció la gestión de entidades como Ciegoplast, Cítricos Ceballos y el Centro de Bioalimentos, abanderados en el uso de las fuentes de energía renovables y se instó a incrementar la capacitación para lograr el desarrollo a través de energías limpias que permitan la preservación del planeta que habitamos.