Lunes, 20 de mayo de 2019 11:25 PM

Los retos de la gobernanza de Internet en Ciego de Ávila

Del primer Foro de Gobernanza de Internet en Ciego de Ávila hay mucha tela por donde cortar. Primero, porque reconoció la idea de crear una plataforma para el desarrollo provincial en la que se construya un mapa de conocimientos y necesidades, nutrido de proyectos e investigaciones científicas, y a la que podrá acceder cualquier ciudadano: una propuesta de significativo impacto.

Segundo, por la necesidad explícita de preparar un diplomado acerca de cómo emplear las herramientas básicas de la informatización, enfocado a los directivos del territorio, quienes deben tomar las decisiones vinculadas al desarrollo informático y, en ocasiones, limitan el progreso del mismo.

Y tercero, porque llamó la atención en los foristas sobre la necesidad de educar, de manera proactiva y consciente, a todos los usuarios que navegan en internet, especialmente a los adolescentes y jóvenes, así como a la familia, reguladores estos, en su mayoría, del tiempo y el dinero que se destina a ello.

En tal sentido, la periodista de Invasor Saily Sosa Barceló cuestionó los planes de estudio de la computación en la enseñanza primaria de la educación cubana.

“Aún en los laboratorios de las escuelas los niños estudian el sistema operativo XP, cuando existen otros más modernos y actualizados que gozan de mayor aceptación. Muchos apenas conocen del Linux y la asignatura se está quedando solo en el uso del Documento Word, la presentación de Power Point y el trabajo en Excel.”

Enfatizó la periodista que, a pesar de que en gran parte de los centros educacionales no se trabaje con dispositivos como tablets y teléfonos móviles, “la mayoría de los niños y niñas trabajan más con estos equipos que con computadoras de escritorio”.

En la instrucción de los padres, en este sentido, intervienen más de un factor. Por ejemplo, conocer a qué destina su hijo o hija el tiempo de conexión, qué sitios visita, cuáles son los contenidos a los que tienen acceso pues, para Edelso Pérez Fleitas, presidente de la Unión Nacional de Juristas en la provincia, “no podemos quedarnos tranquilos con que el muchacho no esté en la calle y se quede en el cuarto conectado, tenemos que conocer qué hace durante ese tiempo pues, aparejado a ello, aparecen los casos de cibertalking o acecho cibernético, ciberbullying o intimidación cibernética, o el sexting, mensajería con contenido sexual”.

Ninguno de estos comportamientos, según explica Edelso, está tipificado en nuestro Código Penal como un delito, aun así puede dárseles tratamiento judicial, aunque para ello sea necesario relacionarlos con un delito homólogo recogido por la Ley.

De igual manera ocurre con la suplantación de identidad, preocupante no solo para las personas naturales, por la incertidumbre de ser engañadas por un desconocido o que este se apropie de sus datos personales, sino también para las empresas, instituciones y organizaciones cubanas con acceso a internet y propensas a ser hackeadas por cualquier conocedor.

Claro está que estos puntos deficientes deberán tener solución antes de realizarse el próximo Foro de Gobernanza de Internet. Para ese entonces, deberá existir un nuevo Código Penal atemperado a la realidad cubana actual y que sancione los delitos antes mencionados como tales. La plataforma y el mapa de conocimientos y necesidades tendrán que funcionar en bienestar de la informatización y del cubano de a pie y, por consiguiente, para ese entonces, los usuarios serán más conscientes de los riesgos que corren al no tener seguridad en internet y las ventajas que pueden sacar de este si se emplea de manera consciente.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar