Lunes, 24 de junio de 2019 1:54 PM

Los manglares, una barrera natural

Considerados durante mucho tiempo bosques inservibles, los manglares son hoy apreciados en su justo valor y protegidos de la sobreexplotación intensiva, pues constituyen una barrera natural contra los huracanes, el ascenso del nivel del mar, y el avance de la salinidad hacia los acuíferos y las tierras de cultivo.

Para Cuba, una Isla rodeada de mar, estas formaciones boscosas tienen un alto significado, en el empeño por hacer frente al cambio climático y detener el retroceso de la línea costera. Si bien se encuentran entre los mejores conservados del área del Caribe, el Estado no escatima esfuerzos para garantizar su protección, como fuente de vida y alimento de numerosas especies.

Destacan por su importancia la Ley 85 Ley Forestal, de 1998; y el Decreto-Ley 212 Gestión de la Zona Costera del 2000, que establecen la línea para preservar estos ecosistemas, que hoy constituyen alrededor del 60 por ciento de las costas cubanas.

Los manglares albergan una biodiversidad extraordinaria, pues son hogar de aves costeras y es donde desovan especies de vertebrados e invertebrados. Son llamados bosques energéticos por la gran reserva de madera que poseen y en sus raíces viven muchas algas de interés económico.

Al ser ecosistemas abiertos, con un constante flujo de materia y energía, brindan, de alguna manera, beneficios a los ecosistemas adyacentes, como pueden ser los pastos marinos y arrecifes coralinos.

También pueden aportar a la producción de miel, el cultivo de esponjas para la comercialización y fangos medicinales.

En el 2014, el Gobierno de Cuba y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo firmaron el acuerdo de cooperación, que sustenta el proyecto Manglar Vivo.

La iniciativa está encaminada a restaurar áreas de manglares y de bosques de ciénaga para amortiguar la intrusión salina en tierras agrícolas, fundamentalmente en zonas al sur de las provincias de Artemisa y Mayabeque.

A la par, la Tarea Vida, aprobada el 25 de abril de 2017, conforma el plan estatal para la adaptación al cambio climático, y sus acciones estratégicas y encomiendas constituyen una prioridad para la política ambientalista del país.

Entre sus principales objetivos están la protección costera de las ciudades, relocalización de asentamientos humanos, recuperación integral de playas, manglares y otros ecosistemas naturales protectores, entre otros.


Comentarios  

# ERNESTO RENÉ SALCEDO R 02-04-2019 12:10
Magaly .
Necesario trabajo de estos bosques , que son barreras de la salinidad , refugios de especies marinas y vertebrados y otros mamíferos yb como bien lo ejemplifica el trabajo fuente de alimentos para las reinas , las abejas.
No se Magaly cómo marcha la siembra el rescate de manglares en la provincia , despúes del paso de Irma y si hay una política practica de brigadas para la siembra d elos manglares del territorio .
Me encantó el tema , ya que estos bosques son el oxigeno de nuestras costas ...
mis saludos y deseos de salud para usted y su aguerrido colectivo .
Prof Ernesto René Salcedo R
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar