Sábado, 22 de septiembre de 2018 9:29 PM

Libre Ciego de Ávila de ilegalidades en sus playas

Inspectores del Instituto de Planificación Física (IPF) y del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) comprobaron la no existencia de construcciones indebidas en los balnearios avileños reconocidos oficialmente como playas, resultado que convierte a Ciego de Ávila, después de Sancti Spíritus, en la segunda provincia cubana libre de ilegalidades en sus playas.

Las acciones se remontan al año 2014, cuando empezó la eliminación edificaciones sobre las dunas o próximas al mar, las cuales aceleraban el proceso de erosión, según el criterio de la arquitecta Laritza Ramírez Pérez, especialista del área de Ordenamiento Territorial y Urbanismo en la Dirección Provincial de Planificación Física.

Para contrarrestar el daño al medio natural se concibió el vertimiento de arena en las áreas más afectadas del destino turístico Jardines del Rey, faena que según la experta, se encuentra al 90 por ciento de su ejecución.

Jesús Alberto Soto Fábregas, jefe del Departamento de Inspección Estatal perteneciente al IPF en la región central del país, expresó que este resultado no es vitalicio y por ello están concebidos chequeos sistemáticos para impedir el surgimiento de nuevas ilegalidades.

Con respecto a las primeras inspecciones realizadas a la provincia añadió que se notan avances en cuanto a la reducción de basureros en las zonas de playa, aunque sugirió a los funcionarios de CITMA la aplicación del Decreto Ley 212, que los faculta para imponer multas en las zonas costeras con irregularidades provocadas por el hombre y que perjudican el entorno.

El dirigente hizo énfasis en la trascendencia de la Tarea Vida, necesaria para preparar a la sociedad ante la premura del cambio climático, algo que se observa a las claras en la cayería norte de Ciego de Ávila.

“Hemos apreciado cómo en la playa El Paso, de cayo Guillermo, el mar entraba 3 metros por año y llegó a socavar construcciones cercanas. En esos lugares no se puede volver a construir”, afirmó Soto Fábregas.

Para bien de esos parajes, el vertimiento de arena les ha permitido aumentar el área de berma o de exposición solar entre la primera duna y el mar, en tanto el huracán Irma se encargó de destruir instalaciones mal ubicadas en zonas similares, de ahí que a la hora de reconstruirlas, deben levantarse en lugares más alejados.

Basilio Martínez Medina, especialista principal del Grupo de Inspectores de IPF en el centro del país, dio a conocer que se gestiona con el CITMA para realizar el cambio de categoría de las playas Félix y La Tinaja, ubicadas en Morón, las cuales deben ser consideradas como áreas de baño debido a que, por sus características, no son playas sino espacios costeros transformados por el hombre.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar