Lunes, 19 de noviembre de 2018 12:31 AM

Jardinería ecológica, acción para preservar el entorno en Jardines del Rey

El desarrollo del turismo en Cuba exige acciones encaminadas a buscar sostenibilidad y armonía con el medio ambiente, entre las que figura la jardinería ecológica.

Los turistas que llegan a los destinos cubanos, además de por el sol y la playa, son atraídos por la bien conservada naturaleza, llena de excelentes paisajes con una exuberante flora y fauna.

La cayería norte de Ciego de Avila, donde se desarrolla el polo de recreo Jardines del Rey, además de los baños de mar en sus relevantes playas, ofrece al visitante un entorno natural inigualable.

Los cayos Coco, Guillermo y Paredón Grande deslumbran a los turistas por la abundancia de árboles autóctonos en los litorales.

No obstante, en estos momentos se pueden observar algunas plantas exóticas invasoras como la casuarina, cuyas raíces, hojas y frutos perjudican, en gran medida, las zonas de playa.

Por tal motivo, se desarrolla un programa para erradicar las indeseables especies vegetales, porque su rápida propagación reemplaza a otras variedades endémicas, agrede el entorno y modifica el paisaje.

En el contexto actual, en el que los efectos del cambio climático violentan cada día más la biodiversidad, se necesita del apoyo del ser humano para preservar los valores naturales de cada lugar.

Hoy ,el compromiso en la cayería es trabajar en el rescate de la jardinería ecológica, con el empleo de plantas nativas costeras, las cuales se adaptan con facilidad al medio y a los terrenos salinos sin necesidad de emplear el regadío.

Considerados como ecosistemas de reemplazo amparados por el trabajo humano, los jardines y espacios públicos forman parte de los elementos esenciales para la distracción espiritual.

Las áreas verdes exteriores son la imagen de las instalaciones hoteleras; además, constituyen los espacios más frecuentados por los turistas, quienes los consideran sitios de interacción con el mundo natural y donde pueden respirar un aire puro.

La recuperación de la jardinería autóctona fue una de las tareas del proyecto de conservación de la biodiversidad desarrollado en el archipiélago Sabana-Camagüey, el cual se extiende por el litoral norte de la región central de Cuba.

Auspiciado por el Fondo Mundial de Medio Ambiente, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y el gobierno de Cuba, el esquema tuvo, como objetivo principal, incrementar el turismo de manera sostenible y su vinculación con el entorno.

Según expertos, el empleo de la vegetación endémica ayuda, en gran medida, a mitigar los impactos ambientales provocados por la acción del hombre durante el proceso constructivo y los efectos del cambio climático.

De acuerdo a las regulaciones establecidas, cada hotel posee el 80 por ciento de áreas verdes y solo el 20 por ciento de la inversión comprende las edificaciones.

De ahí, la política de fortalecer el rescate de las plantas autóctonas de la cayería, para lo cual funciona un vivero en el Centro de Investigaciones de Bioalimento Animal en el municipio de Morón, encargado de reproducir posturas de especies de la flora costera.

En ningún momento se pretende que los espacios verdes sean solo de variedades nativas, sino que, a la hora de ejecutar una obra, se respeten las zonas boscosas para protegerlas y conservarlas.

Lo que se propone es que la jardinería de las instalaciones hoteleras se trabaje sobre la base de la combinación de plantas originarias con vegetación importada.

Por eso, uno de los principales retos que tienen, hoy, los arquitectos, proyectistas, jardineros, técnicos y trabajadores del sector turístico, es mostrar inteligencia, dedicación y creatividad en el fomento de jardines de primera calidad.

Es necesario buscar soluciones para lograr un ambiente agradable en los hoteles y unidades extrahoteleras, que le proporcione al turista un entorno saludable, auténtico y totalmente ecológico.

Dentro de los arbustos ornamentales de la región se encuentran las palmáceas, con destaque de la palma de Santa Lucía, muy abundante en esos parajes; además, diferentes tipos de helechos y orquídeas.

Otras especies vegetales silvestres, abundantes en los cayos, son el brasilete, árbol que reproduce una flor amarilla muy vistosa, la sabina de costa, el macío, el roble, el mangle rojo, y diferentes géneros de lotos.

Asimismo encontramos mate de costa, berro de costa, boniato de playa y miraguano de costa, entre otras.

Muchas veces, el diseño de la floricultura contrasta con la arquitectura de las instalaciones; tal es el caso de los cocoteros, muy frecuentes en las áreas exteriores, y son plantas atípicas dentro de la vegetación autóctona de los cayos Coco y Guillermo.

Los jardines hay que verlos como una oferta más dentro del paquete turístico que se le ofrece al vacacionista, porque le proporciona una estancia grata y acogedora.

Muchas áreas verdes de los hoteles en Jardines del Rey necesitan ser rediseñadas, para que haya una vinculación directa entre lo estético y lo ambiental, y no pierdan los valores naturales de la zona donde están ubicados.

La jardinería requiere de diseños atractivos y relacionados con la arquitectura; no se pueden ver como un espacio aislado de la cultura y tradiciones nacionales.

El crecimiento del turismo, y la preferencia por el sol y playas cubanas, propiciaron un acelerado proceso constructivo de hoteles en zonas costeras, con una tendencia a copiar e implantar paisajes de otras culturas, con elementos ajenos a la vegetación auténtica del lugar.

Jardines del Rey sobresale en Cuba por sus recursos naturales de alto valor turístico, como son sus playas, dunas, fondos marinos, flora, fauna y paisajes litorales, entre otros, por eso es imprescindible preservar esos valores originarios.


Comentarios  

# barbaro martinez 03-09-2018 18:21
fuera una MARAVILLA si lo hicieron extensivo en La Turbina el Parque de la Ciudad.
tenemos los habiatantes de este pais INCORPOR una actitud ECOLOGICA en nuestro comportamiento, por lo que seria muy bueno desarrollarlo en nuestra ciudad.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar