Sábado, 20 de julio de 2019 1:53 PM

Ciego de Ávila por alternativas para alimento animal

Investigadores del Centro de Bioalimento Animal (CIBA), en la provincia de Ciego de Ávila, proponen la factibilidad del uso de los rastrojos de cosecha de frijol como alternativa alimentaria en la ceba de ganado ovino.

Águeda Arencibia Cuéllar, investigadora de la institución avileña, ubicada en el municipio de Morón, precisó a la Agencia Cubana de Noticias que ante el déficit de alimento en los potreros para estos animales destinados al consumo humano, es necesario aprovechar los subproductos que se generan en la agricultura, muchos de los cuales se dejan en los campos o queman, en el peor de los casos.

Para validar esta afirmación y como parte de un proyecto, se comprueba en el CIBA el comportamiento de un hato de carneros que consume ese material fibroso mezclado con pastos, con miel y otros suplementos proteicos y minerales, explicó Arencibia Cuéllar, quien es ingeniera en Zootecnia.

Hasta el momento el rebaño ingiere sin dificultad los rastrojos de cosechade frijol y esperamos que al concluir los estudios hayan ganado en peso corporal, no tanto como cuando comen alimento concentrado y forraje de buena calidad, pero sí lo necesario para mejorar su eficiencia productiva, dijo Arencibia Cuéllar.

Es muy importante —añadió— que los productores se capaciten y ganen en conocimientos, pues los ovinos, caprinos y bovinos, al ser rumiantes, son capaces de obtener los escasos nutrimentos (sustancia alimenticia que resulta nutritiva) contenidos en los subproductos agrícolas.

Entre las ventajas de la crianza de los ovinos y caprinos destacan las pocas inversiones que exigen las especies, su rusticidad, los aspectos económicos y la posibilidad de utilizar sus producciones para el autoconsumo familiar.

Estudios realizados por un colectivo de autores del CIBA, entre los que se encuentra Arencibia Cuéllar, precisan que la alimentación del ovino en Ciego de Ávila se sustenta en el sistema de pastoreo extensivo y continuo sobre coberturas naturales de escaso valor nutricional y muy dependiente de la época del año, con un limitado uso de otras fuentes y recursos alimentarios.

De ahí, entonces, que el uso de los rastrojos de cosecha de frijol sea una alternativa alimentaria a tener en cuenta.

Desde su creación, en julio de 1992, el centro avileño juega un papel importante en la búsqueda de opciones de alimentación que sustituyan parte de los productos convencionales provenientes del exterior para los animales de consumo humano.


Comentarios  

# jose luis 26-06-2019 08:49
antiguamente todo el ganado se criaba con esos alimento ,después vino la era del pienso y todas las costumbres cambiaron
habrá que retomar las antiguas forma de criar animales para mejorar los problemas de alimentación que tiene la población
Responder | Responder con una citación | Citar
# Miguelz 02-07-2019 10:30
Estoy de acuerdo con José Luis, agregarle que nuestra provincia, durante muchos años fué un laboratorio para buscar alimentos alternativos para crianza de cerdos, muchas investigaciones y experiencias se aportó, sobre todo en sector azucarero, con el Garambel, por citar alguno, ahora contamos con derivados de la caña y el azúcar y no se explotan como es debido, pero además se han construido plantas para procesar yuca, boniato etc, como alimento para los cerdos pero entonces no se producen eso productos agrícolas en cuantía necesarias para las mencionadas plantas, practicamente están paralizadas, gracias.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar