Jueves, 18 de julio de 2019 5:36 AM

Ciego de Ávila con buen rumbo en Tarea Vida

Si bien la mayor parte de los efectos que la Tarea Vida prevé tengan lugar en Ciego de Ávila se darán a largo y muy largo plazos, la lógica indica que, tarde o temprano, sucederán. Y aunque mucho se ha divulgado sobre el Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático, como sociedad, nuestro empeño en hacerlo cumplir es insuficiente aún.

En ese empeño por implementar en el territorio un Plan con alcance nacional que especifica, para cada una de las provincias, cuáles serán las zonas con mayor afectación, la Dirección Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) se enfoca en los poblados ubicados en áreas costeras, así como en las instalaciones turísticas de la cayería norte avileña y la flora y la fauna del lugar, en constante amenaza por fenómenos hidrometeorológicos.

Las prolongadas etapas de sequía por las que ha transitado la provincia llevan a replantearse las labores para el mantenimiento y la sostenibilidad del dique Chicola y sus 16 compuertas en la Laguna de la Leche, ubicada en el norte de la provincia, además de la restauración capital de los pases ecológicos del Estero Socorro. No obstante, en la costa sur, la construcción de diques requiere de estudios de factibilidad y proyectos que han sido planificados para el 2020, según informó Rafael Pérez Carmenate, delegado territorial del CITMA.

Los municipios de Bolivia, Morón, Chambas, Baraguá, Venezuela y Majagua, aunque sin grandes impactos a corto o mediano plazos, evalúan las afectaciones potenciales al recurso suelo, debido al avance de la intrusión salina, cuando han sido afectadas 156.4 000 hectáreas de suelo por tal motivo.

Mientras tanto, el territorio se propone el cambio de la matriz de generación eléctrica por fuentes renovables de energía con la construcción de parques fotovoltaicos en el poblado de Ceballos, con capacidad de 4.4 MegaWatts (MW), Chambas con 5.0 MW y Venezuela con 2.2 MW, de manera tal que Ciego de Ávila abre sus ojos a la energía limpia.

Uno de los más importantes polos turísticos del país es la cayería norte de Jardines del Rey, con marcada popularidad a nivel internacional por el confort de sus hoteles y la belleza paisajística del lugar.

Precisamente, es otro de los ecosistemas avileños con el “nudo en la garganta” debido a los cambios del clima, los cuales han impactado sobre las playas arenosas experimentando un retroceso de la línea de costa en 1,2 metros por año como promedio, que da al traste con el incremento del área sumergida, el cual se estima afectará a Cayo Guillermo con un 49% de la superficie para el 2050, y, para el 2100, Cayo Paredón Grande con el 74%.

De igual modo, hay valores importantes de pérdida de vegetación costera, migración de arena fuera de la dinámica normal y afloramiento de rocas en áreas donde deberían primar las dunas, estas últimas, de gran significación para el ecosistema costero.

Con tal argumento se ejecutó la rehabilitación en el sector costero del Hotel Iberostar Pilar, donde se vertieron 3 000 metros cúbicos de arena en 5 000 metros cuadrados, mas, no constituyó la solución definitiva en este sector de playa, según valora Pérez Carmenate.

Hasta la fecha, se han recuperado más de 10 kilómetros de playas arenosas en los cayos Coco y Guillermo para frenar los procesos erosivos y restaurar la función protectora de estas. Asimismo, se extrajeron especies exóticas invasoras y ha tomado auge el acceso a los balnearios a través de pasarelas construidas desde las plantas hoteleras para reducir el grado de afectación a las dunas de arena.

No obstante, la delegación territorial del CITMA tiene su lista de prioridades para garantizar el avance del Plan en la provincia, entre las que figuran, entre otras, acortar los plazos para la reubicación a lugares seguros de las viviendas ubicadas en las zonas costeras vulnerables ante la elevación del nivel del mar; priorizar la contención de la intrusión salina, crear capacidades para el monitoreo del agua subterránea y los suelos en el área de impacto; además de reforestar las áreas de manglares en las zonas costeras como protección natural; tareas que no deben ni pueden demorar si se quiere enfrentar al cambio climático con todas las posibles opciones a explotar.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar