Domingo, 24 de junio de 2018 10:03 PM

Hotel Guitar Cayo Coco en la mirilla terrorista

La noche del 11 de marzo de 1994 un grupo de terroristas navegaba en una lancha rápida hacia Cayo Coco, donde Fidel Castro, cuatro meses antes, inauguró el primer hotel del incipiente polo turístico.

Quizás la idea del macabro plan surgió luego de escuchar o leer el discurso del Comandante, pronunciado el 12 de noviembre de 1993, cuando expresó: "Me llevé una impresión realmente inolvidable. Me daba la impresión de que esta era la obra más bonita que había visto nunca, y que es la mejor instalación turística del país (...), ¿Cómo permitir que en aquellas playas vírgenes, dotadas de condiciones excepcionales se construyeran hoteles? No podían aceptar que el Estado recaudara divisas para paliar los efectos de la crisis económica que afectaba al país, después del derrumbe del campo socialista".

Había que golpear el emporio que se gestaba en los Jardines del Rey. Andrés Nazario Sargen y Alpha 66, la organización armada que dirigía estaban dispuestos a ejecutar el plan.

Experiencia le sobraba al cabecilla, viejo agente de la Agencia Central de Inteligencia, excomandante del Ejército Rebelde, quien traicionó a la Revolución cuando el gobierno aplicó la Ley de Reforma Agraria y otras medidas que beneficiaban al pueblo. Desde 1961 inició su larga lucha terrorista para derrocar al gobierno. Decenas de acciones acumulaba su expediente: ataques a barcos, secuestros de pescadores, ametrallamiento de puertos, sabotajes a la economía, envío de bandas armadas, entre otros.

Como siempre, él no arriesgaría la vida. Para materializar la infame misión disponía de Mario Aday, Diego Tintorero Rodríguez, Elvis Castellanos, Jesús Hoyos y Emilio Acosta, entre otros. Ante el temor de la reacción de las Tropas Guardafronteras, apenas lanzaron unas ráfagas de ametralladora calibre 50 y, a toda prisa, regresaron.

Las balas surcaron el aire sin impactar el objetivo. De todas maneras, en Miami, contaron la "hazaña", y cobraron por el "valor" demostrado.

Pasados unos meses, el 6 de octubre de ese año, repitieron la agresión con iguales resultados. Y se fueron envalentonando. Estas no eran acciones aisladas, pues el día 15 fue asesinado el ciudadano Arcilio Rodríguez García, en Caibarién, Villa Clara, por integrantes de un comando terrorista de la organización contrarrevolucionaria Partido Unidad Nacional Democrático (PUND), integrado por siete hombres que pretendían establecerse en las montañas del Escambray, para organizar bandas armadas y realizar acciones dirigidas a desestabilizar el orden interno. Les fueron ocupados 5 fusiles ak-47, 1 fusil ar-15, 1 fusil m-14, 4 pistolas y proyectiles.

Al PUND también pertenecían los cuatro infiltrados, detenidos en Varadero el 11 de noviembre, a quienes les confiscaron armas, municiones y la embarcación.

En el mes de marzo de 1995 fueron capturados otros dos grupos que provenían del extranjero con planes de sabotaje. En ese contexto se efectúa el tercer ataque al Hotel Guitar Cayo Coco.

Era el 20 de mayo de ese año, día en que se conmemoraba el nacimiento de la República neocolonial, para ellos un acontecimiento que merecía celebración.

Alpha 66 empleó el mismo modus operandi: un comando a bordo de una lancha que alcanzaba alta velocidad, en silencio, se aproximó a la instalación turística.

Teniente Coronel Hugo Rafael QuiñonesNohema DíazTeniente Coronel Hugo Rafael Quiñones de Ávila: Solo necesitaban cinco minutos para realizar la fechoría. El teniente coronel Hugo Rafael Quiñones de Ávila, entonces oficial operativo de la Contrainteligencia que atendía el hotel rememora los hechos.

"Lograron aproximarse sin ser detectados. Todo fue rápido. Las balas impactaron en el edificio socioadministrativo, en habitaciones, en un alero del restaurante Rocamar. Hallamos proyectiles en un espejo de agua cerca de este lugar.

"Una de las balas perforó la puerta de la habitación que hospedaba a una canadiense. Por suerte no la hirió. Aunque sí la afectó, como es de suponer, psicológicamente.

"Cuando sucedió el hecho, en el ranchón El Yarey, una turoperadora canadiense que había traído a agentes turísticos para promocionar el hotel, efectuaba un encuentro con ellos.

"Serían casi las 11: 00 de la noche, en ese momento ocurría el cambio de turno y los trabajadores al ver la balas trazadoras pensaron que se trataba de fuegos artificiales provenientes de El Yarey.

"Además de los turistas, era habitual la presencia de más de 20 directivos de la firma española Guitart, a quienes también pudieron lesionar los terroristas."

Esta vez, sucedió lo que no esperaban los hombres de Nazario. En el puesto de Guardafronteras de Punta Coco, el teniente Rodolfo Carballosa Pupo, afincó la ametralladora y les disparó largas ráfagas. Entonces, el comando puso proa en polvorosa rumbo al Norte. Y no volvería más.

En tanto, Nazario Sargen, y Diego Tintorero, en el programa Jaime Bayly en vivo, trasmitido por la cadena de Televisión Sur desde Miami, declararon ser responsables del hecho. En esta ocasión, tampoco fueron molestados por las autoridades, ya que ellos eran "luchadores por la libertad", "terroristas buenos".

 


Comentarios  

# barbaro martinez 25-02-2018 14:18
esos son los COMPICHES del IMPERIO,que pasean por la calles de miami y se tiran fotos con los que ''luchan''por la democracia de CUBA

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar