Sin rodeos (4 de abril de 2018)

CONSULTORIO EN ESPERA

Pacientes del Consultorio Médico de la Familia No. 4, del poblado de Tamarindo, en Florencia, llaman la atención sobre la estrechez del local, la falta de privacidad en las consultas y el calor como agravantes para la calidad de los servicios de salud que allí se brindan. Un proceso de reparación y mantenimiento previsto para el año 2016 e iniciado en 2017 obligó, provisionalmente, a un cambio de local. Sin embargo, el paso del huracán Irma por el territorio reordenó las prioridades y todavía permanece en espera su terminación. (AILÉN)

SOLO PARA POLLOS

Noelia Boada Salas, vecina de Hermanos González, No. 92, en Morón relata que, en la mañana del pasado día 29, compró varios productos alimenticios en la tienda Los Balcones, los que les fueron entregados en “sobres pequeños”. Ante su inquietud, le manifestaron que las jabas eran solo para el expendio de pollos en esa parte de la unidad. “Si en la calle venden las jabas a peso, cómo es posible que en la tienda no”, concluye. (FILIBERTO)

SIN INCIDENCIAS

En el caso de los cables bajos y con empalmes deficientes, en las conexiones eléctricas de los kioscos ubicados en el parque Máximo Gómez, de la capital provincial, se trata de “servicios eventuales a un restaurant y a un contenedor de venta en divisa, contratados por la empresa municipal de Gastronomía y la corporación CIMEX, respectivamente”, y fueron instalados según las normas establecidas, precisa en respuesta la dirección Técnica de la Empresa Eléctrica Ciego de Ávila. Agrega que el caso “fue revisado en el momento que se publicó la queja (Provisional-permanente, Sin Rodeos, 22 de julio) y no se encontraron incidencias que responsabilizaran a la Empresa”, de lo que, lamentablemente, se enteran nuestros lectores al cabo de más de ocho meses, como también de la contestación a la nota Hoy sí, mañana no, publicada en la misma fecha, y que daba cuenta de irregularidades en el alumbrado público en la calle Abraham Delgado, esquina a Chicho Torres, caso en el que aclaran que “en el momento que se publicó la queja la lámpara en la dirección señalada se encontraba en perfectas condiciones” y que en otros momentos tampoco se han detectado anomalías. (CARVAJAL)