Viernes, 16 de noviembre de 2018 9:47 PM

Sin rodeos (24 de mayo de 2018)

CON MALA SUERTE

El Mercado Agropecuario Estatal ubicado entre los edificios de las calles Martí y Libertad, en Morón, no logra estabilizar sus servicios, unas veces por falta de empleados, otras, por insuficientes abastecimientos y, en las últimas semanas, fue cerrado sin que los vecinos hayan tenido noticias de las razones. ¿Por quién habrá que esperar para adquirir las viandas, hortalizas y vegetales? (LEONEL)

AUXILIO VIAL

No son los únicos. Quizás tampoco los más deteriorados. Tal vez una motoniveladora que ajuste el terreno, unos 10 camiones de tierra para rellenar los sitios más profundos, y un poco de penetración invertida pudieran devolverle el valor de uso. Lo cierto es que puede declarárseles como intransitables a los dos kilómetros de camino que unen a la localidad de Ceballos con la carretera hacia el Aeropuerto Máximo Gómez. A los cientos de personas que viajan por allí ya casi ni en coches o carretones les es posible. (ALEXEY)

CONVENCER

Este es un resumen de la respuesta enviada a la lectora Yolanda Ferrer Pontigo, ante su denuncia (Deprimente, 20 de enero de 2018), del estado de la funeraria de Falla, emitida por Fidel Hernández Castillo, director de Servicios Comunales en Chambas: “(…) es cierto que presenta dificultades en el techo (…) por el tiempo de explotación (…) más los efectos del huracán Irma que acabó de correr las planchas. (…) se plantea que la puerta del frente estaba en mal estado (…) es una puerta secundaria que sufrió los embates de Irma (…). (…) las butacas en mal estado conocemos que no responden a la comodidad (…), pero son las que están destinadas a la entidad (…). (…) existen cestos tirados en el suelo lo cual no es real (…) la hierba está a la altura de la cintura, problema que no corresponde al lugar. (…) la laguna fangosa y el mal estado de las calles no corresponden a nuestra entidad”. Alega que ya se hizo algunos arreglos: pintura de las puertas y arreglo de una, se colocó un cesto nuevo, se entregó seis sillones nuevos y se reparó el frente; sin embargo, a Yolanda, más que una contestación que se reduce a lo puramente material, tal vez, la hubiera convencido una disculpa por tantas molestias. (ALEXEY)


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar