Domingo, 23 de septiembre de 2018 4:22 AM

Sin rodeos (19 de julio de 2018)

CERRADO EL TECHO

En respuesta a la nota titulada A techo abierto (12 de mayo de 2018) Pastora López Leiva, directora del Grupo Empresarial de Comercio en Ciego de Ávila, explica que, tras haber sido mejorada en 2017 la unidad que ofrece servicios del Sistema de Atención a la Familia en Bolivia, el huracán Irma dañó parte de los canalones de la cubierta. Ante el déficit de esos elementos, hubo que esperar para utilizar los retirados del Círculo Social Obrero, también objeto de reparación. Afortunadamente, fueron cambiadas, además, puertas y ventanas —de madera por aluminio—, y enchapadas las mesas. Nunca estuvo limitado el servicio. (PASTOR)

NOCIVA ESTATURA

Jorge Jiménez Bodit y su esposa, residentes en Pasaje B, No. 478, entre Octava y Novena, en Ciego de Ávila, dedican, de manera sistemática, “improductivas” jornadas a la erradicación de un microvertedero que halló morada frente a su casa, y les quita los pocos momentos de descanso que poseen luego de laborar en el Hospital Provincial Docente Doctor Antonio Luaces Iraola. Entre comillas el término improductivas, pues transcurridas unas horas el basurero recupera su nociva estatura. ¿Tendrá que reunirse el barrio para adoptar medidas? ¿O sería mejor ubicar por allí cerca una cama Ampliroll para depositar la basura? (ALEXEY)

FALTA INFORMACIÓN

La Terminal Ferroviaria de Morón adolece de un servicio eficiente por lo menos en la taquilla donde se expenden los boletos para las salidas de los trenes. El jueves 12 de este mes, a las 6:00 am, la taquillera desconocía si el tren de las 6:15 am saldría hacia la capital provincial, el cual todavía no estaba situado en andén, pero los boletos sí se despachaban, sujetos a cualquier posible anulación. No pocos sufrían el desconcierto de una deficiente protección a los pasajeros. (LEONEL)

DONDE MISMO

Preocupa el estado del vertedero que en calle Soto, entre Quinta y Onelio Hernández, pone en peligro la salud del vecindario. De una parte, están los indisciplinados que allí vierten, y de otra, la deficiente recogida “porque el carro no va o recoge muy poquito”, según manifiesta el lector Francisco Verdecia Rodríguez. El pasado 15 una parte de los pobladores de esta parte de la capital provincial asumieron tareas de limpieza respondiendo a la convocatoria mensual de los organismos políticos y las organizaciones de masas, pero, al cabo de varios días, la basura sigue donde mismo. (FILIBERTO)


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar