Sin rodeos (1 de marzo de 2018)

MURCIÉLAGOS

Tiempo lleva quejándose, en diferentes instancias, el lector Leonardo Pérez Rodríguez, vecino de Paseo Martí No. 39, entre Independencia y Libertad, en el poblado de Majagua, porque en el local de la Federación de Mujeres Cubanas que allí permanece cerrado habitan murciélagos “con los problemas de salud que esto acarrea” a los vecinos. “Por la noche es imposible dormir y molestan de manera permanente”, agrega. Refiere que fue atendido en la dirección municipal de Salud y en el Poder Popular en igual nivel, pero sin solución hasta el momento. (CARVAJAL)

BIEN EMPLEADA

Como es habitual, la Dirección Provincial de Salud responde con inmediatez, esta vez ante la queja ¿Dónde estás ambulancia?, emitida por Alberto Oliva Agramonte, vecino del poblado de Majagua y publicada el 20 de enero de este año: “Se pudo constatar que la ambulancia fue a la comunidad La Gloria”, pero a “buscar a una embarazada que presentaba una modificación cervical importante y necesitaba trasladarse en transporte sanitario hasta la cabecera municipal para realizarse una cervicometría evolutiva”. Como en ese momento los especialistas del Grupo Básico de Trabajo No. Dos se dirigían a dicha comunidad “se aprovechó el viaje para llevarlos (…) la ambulancia no se utilizó para cuestiones administrativas o de otra índole”, concluye. (FILIBERTO)

HACIA EL LUGAR CORRECTO

El 10 de febrero último informamos sobre una zona oscura en la calle Simón Reyes, entre B y C, en la capital avileña, donde una lámpara permanecía torcida y su luz apuntaba al cielo. Fuerzas de la Empresa Eléctrica en la provincia comprobaron la razón de la lectora Celia Martínez Benítez y solucionaron el caso. En la respuesta, el ingeniero Ariel Díaz Román, director técnico de la entidad, informó que el alumbrado público sufrió grandes afectaciones por los vientos del huracán Irma, averías que se resuelven de modo gradual. (TRIANA)

TODAVÍA ESPERAN

Vecinos de los Edificios 12 y 15, del reparto Micro A, en la ciudad de Ciego de Ávila, manifiestan que una laguna de aguas albañales creada hace ya algún tiempo en la parte posterior de estas edificaciones, molesta por su pestilencia y foco de mosquitos. Refieren que hace más de 15 días unos obreros se personaron en el lugar, trataron de solucionar el problema y, al no lograrlo, prometieron volver. Todavía esperan por la necesaria solución. (IRAIDA)