Martes, 18 de septiembre de 2018 7:18 PM

EE.UU. reduce del nivel tres al dos advertencia de viajes a Cuba

El Departamento norteamericano de Estado anunció hoy que redujo del nivel tres (reconsiderar el viaje) al dos (tomar precauciones adicionales) su advertencia sobre viajes a Cuba, país reconocido internacionalmente como un destino seguro.

Ello representa una mejora en la recomendación sobre las visitas a la Isla en el escalafón de cuatro niveles (el primero pide tomar precauciones normales y el cuarto llama a no viajar).

Sin embargo, la agencia federal justificó su decisión del nivel dos con el argumento de que debe ejercerse una mayor cautela en Cuba "debido a ataques dirigidos contra empleados de la Embajada de Estados Unidos en La Habana".

De ese modo, el Departamento de Estado continúa empleando el término "ataques" para referirse a los incidentes de salud reportados por funcionarios norteamericanos, a pesar de reconocer, en el texto publicado hoy, que no han podido identificar la fuente de lo sucedido. La medida de este jueves ocurre luego de que en enero pasado, al estrenar un nuevo sistema de recomendaciones de viajes, Washington colocó al país en el nivel tres debido la existencia de "riesgos graves para su seguridad y protección".

También, en aquel momento, el motivo aducido fue la situación con los diplomáticos, la cual llevó a que, en septiembre del pasado año, el Departamento de Estado redujera considerablemente su personal en La Habana y paralizara la emisión de visas de inmigrantes y no inmigrantes.

A ello se unió, poco después, la expulsión de 17 funcionarios cubanos, y todas esas medidas fueron condenadas por el gobierno de la Isla y por sectores norteamericanos, que las vieron como una politización del tema y un intento de revertir el proceso de acercamiento bilateral.

El 2 de marzo último, al anunciar que continuaría de manera indefinida la reducción de su personal en La Habana, el Departamento de Estado también dio a conocer que mantenía en el nivel tres la advertencia de visitas al país vecino.

La decisión de seguir con el llamado a "reconsiderar los viajes" se dio un día después de que la agencia Cuba Educational Travel, organizadora de estancias en la nación antillana, difundió los resultados de un sondeo realizado entre 462 viajeros norteamericanos que estuvieron en la isla en 2017 y 2018.

En términos de seguridad general, el 83 por ciento de los viajeros estadounidenses, quienes tienen prohibido viajar a Cuba como turistas, consideró que esa nación es "muy segura" y un 16 por ciento la calificó de "segura", mientras menos de un uno por ciento la vio como "insegura".

Durante la XXXVIII Feria Internacional de Turismo celebrada en España en enero pasado, la mayor de las Antillas recibió el premio Excelencia como país más seguro para esa actividad.