Lunes, 25 de marzo de 2019 8:10 PM

Una Constitución más completa (+Video)

Decir que en Cuba se hacen cumplir los derechos civiles no significa haber descubierto el agua tibia, no obstante, debió iniciarse el proceso de reforma constitucional para que muchos conocieran a profundidad cuáles son y en qué consisten los mismos, gracias a que se hiciera público el Proyecto de Constitución.

La educación, la salud y el trabajo son algunos de los derechos humanos promulgados por nuestro país, recogidos como parte de los derechos civiles y políticos, pero, por falta de cultura jurídica, pudiéramos pensar que son los únicos, cuando forman parte de los más conocidos.

Lisbeth Rodríguez Martín, presidenta del Capítulo Provincial de Derechos Civiles y de Familia tiene muy claro que estos derechos vitales son concedidos por las naciones dentro de sus límites territoriales y buscan la protección de las personas, además de su integridad física y mental.

En un recuento histórico, la especialista aclara que están definidos desde 1966 en el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, donde se reconoce el derecho de los pueblos a disponer, comerciar y poseer libremente sus recursos y riquezas naturales, e incluye otros como el derecho a la vida, a la libertad y seguridad personal, a no ser sometidos a torturas, a penas o tratos inhumanos o degradantes, a esclavitud, servidumbre o a trabajos forzosos.

Al firmar nuestro país este Pacto y el de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, no hubo mejor escenario para ratificarlos que la Ley de leyes de la República.

“En nuestra Constitución, aprobada por la Asamblea nacional y pendiente a ratificarse el próximo 24 de febrero, los derechos civiles y políticos están recogidos en los artículos desde el 39 al 66”, dice Lisbeth, quien, además, afirma que, “se expresan con mayor claridad en correspondencia con la Carta Magna vigente”.

“Vemos que el término dignidad humana trasciende la frase del Apóstol José Martí para concretarse como el valor supremo que sustenta el reconocimiento y el ejercicio de los derechos y deberes consagrados en todo el entramado legislativo cubano; también, en el artículo 41 se deslinda la responsabilidad estatal con respecto al goce y al respeto del ejercicio de los derechos humanos que tienen los ciudadanos cubanos”.

Rodríguez Martín habla de una intencionalidad, de claridad y objetividad sobre las que se amparan los capítulos posteriores, teniendo en cuenta el respeto a esa garantía constitucional, al cómo se cumplirá con lo establecido en la Ley Suprema y de qué forma se fiscalizará su correcta aplicación.

“Los derechos económicos y políticos siempre han tenido una preponderancia, debido a la necesidad individual de que se nos respete nuestra integridad, de ser tratados de manera igualitaria, y en todo el articulado constitucional se cumple con lo profesado a nivel internacional, en los Pactos que anteriormente mencionaba.

“Por lo tanto, es un motivo de orgullo tener un fundamento constitucional sobre el que nos podamos apoyar, que esperamos derive en un conjunto de leyes especiales que ayuden a combinar el cumplimiento de los mismos”.

—Entonces, ¿cómo supera esta Constitución a la vigente en materia de derechos?

—La venidera hace un enunciado mucho más abarcador de cuáles son los derechos que pueden ser ejercitados por las personas, teniendo en cuenta que muchos no saben qué es un derecho civil, cómo pueden accionarlo o de qué forma pueden ser protegidos, además de que traslada lo enunciado en los Tratados internacionales a nuestra norma.

Razones por las cuales durante los debates la gente estudió el Proyecto y ahora vemos los mismos resultados con la Constitución. Entonces, se conoció más sobre el debido proceso, los derechos y deberes de la familia para con sus miembros y, en este sentido, la Constitución maneja conceptos que no dan pie a posibles subjetividades.

—Durante el tiempo que se mantuvo vigente la actual Carta Magna, ¿de qué manera Cuba hizo valer los derechos civiles de sus ciudadanos?

—A través de todo un conjunto de normas del Tribunal Supremo, y otras emitidas por órganos que han paleado la deficiencia de no estar enunciado el derecho, pero está la voluntad y la intencionalidad política del amparo, es decir, que nunca se ha desprotegido un derecho, porque está la Fiscalía General de la República y, en ella, los departamentos de protección de los derechos de los ciudadanos, la familia, entre otros, para encargarse de ello.

“Para responderte la pregunta, teniendo en cuenta la nueva Constitución, existe una comisión encargada de la actualización de las normas, sobre todo las de derechos de familia, el Código Penal, leyes de procedimiento, que van a ayudar a que la Ley Suprema sea cumplimentada de manera cabal y, para ello, se han tenido en cuenta otras constituciones de nuestro continente y de países socialistas con culturas diferentes a la nuestra como China y Viet Nam, para lograr un producto lo más cercano a la actualidad mundial.”

—Luego del próximo 24 de febrero, y cuando las nuevas normas estén elaboradas, ¿qué institución será la encargada de fiscalizar el cumplimiento de los derechos civiles y políticos?

—Las fiscalías municipales y provinciales tienen esa función en sus departamentos de protección de los derechos ciudadanos, aunque si las personas acuden a otras instancias, sus quejas siempre desembocan en estas instituciones. No obstante, pueden solicitar asesoría jurídica en los bufetes dispuestos para ello.


Comentarios  

# D@ny 30-01-2019 09:22
!!! YO VOTO SI POR MI CONSTITUCIÓN !!!
Responder | Responder con una citación | Citar
# René García Mayea 30-01-2019 16:12
Y YO TAMBIÉN.
Responder | Responder con una citación | Citar
# LESTER 31-01-2019 12:13
Lo importante para los cubanos es que estamos todos incluidos, que nadie quedó sin oportunidad de decir lo que pensaba durante el análisis que se hizo del Proyecto de Reforma Constitucional. Coincido con la especialista en que ahora se precisa de un conjunto de leyes especiales que hagan cumplir lo que establece la Constitución, sin que haya contradicciones entre una y otras.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar