Trabajadores de la Salud tienen la palabra en Ciego de Ávila (+Tuit)

Trabajadores del sector de la Salud debatieron sobre el Proyecto de Constitución de la República de Cuba en el policlínico Belkis Sotomayor, de la ciudad cabecera, como parte del proceso de consulta popular que inició esta semana en todo el país.

En el encuentro, numerosas personas pidieron la palabra para sugerir modificaciones, adiciones o eliminaciones en el articulado, en una fehaciente muestra de democracia y soberanía.

Lea acerca de otros debates sobre el Proyecto de Constitución en Ciego de Ávila.

Uno de los artículos más debatidos fue el 22, en lo referido a los nuevos tipos de propiedad reconocidos y a la concentración de la riqueza. Al respecto, Eusebio Hernández propuso especificar cómo el Estado regularía este proceso,, con énfasis en el enriquecimiento ilícito y en el fomento de alternativas para que, quienes ganan su dinero horadamente, puedan invertirlo en el desarrollo del país.

Sobre las nuevas transformaciones en la estructura del Estado y su organización territorial, se reconoció como favorable que los municipios ganen en autonomía, lo cual, según el criterio de Raúl Valdés Pardo, dependerá de la gestión cada vez más eficiente de los recursos y de la propia participación popular.

Por su parte Eduardo Artiles Pardo propuso modificar el artículo 91 en lo concerniente a los períodos de mandato presidencial y a la edad límite de 60 años para ser elegido, pues si la persona se encuentra en plenas facultades físicas y mentales no debiera verse limitada su participación en el gobierno de la nación.

Otras intervenciones versaron sobre lo positivo de que, con un total de 50 000 mil firmas, pudiese modificarse este documento; la responsabilidad de los hijos de atender a sus padres tal y como lo reconoce la ley; y la prohibición del trabajo para los menores de edad.

Volvió a ser el artículo 68 objeto de numerosas interpretaciones, y fue Eusebio Hernández quien acotó una propuesta de modificación al sustituirse la palabra "cónyuge" por "padre", pues solo los matrimonios heterosexuales pueden concebir hijos.

En la cita, quedó claro que la aprobación de esta nueva Carta Magna significa un reordenamiento hacia lo interno y externo que tendrá efectos en los códigos Civil, Penal y de Familia; además de las leyes de Procedimiento Penal, de los Tribunales Populares, de Educación, de Salud, de los Municipios, de Empresas, de Cooperativas, de Ciudadanía y Electoral.

Hasta el venidero 15 de noviembre se repetirán escenarios similares en toda la provincia, cuando un total de 5 295 reuniones deberán haber concluido.