Viernes, 16 de noviembre de 2018 7:00 AM

Riqueza en consulta

Si en la calle no se hablara de quienes tienen varios autos, camiones u otros medios de transporte privado trabajando para sí, aunque a nombre de distintos “propietarios”, operando más veces a la vera que en el centro de lo legalmente establecido…

O de ciertos ciudadanos, algunos con residencia externa, que, usando a terceros, pero con bolsillo personal en embudo, maniobran para “sembrar” capital aquí, también “por la izquierda”, en negocios o actividades como las de cafeterías, paladares, restaurantes, hostales, o dentro del propio transporte…

Si, además, todos fuesen inmunes al vicio de subdeclarar ingresos o burlar el pago de impuestos, ignorando esa vía de redistribución social que aplican todas las economías y países del mundo…

Si unos, otros, y todos devengaran, en fin, no importa qué monto, pero con la honrada transparencia, por ejemplo, de quienes sudan la tierra, producen bienes o servicios, le aportan a la sociedad, invierten, están al día y en concordancia con la ley…

Si todo ello sucediera, quizás el artículo 22 del Proyecto de Constitución de la República de Cuba no inquietara igual, ni fuese tan recurrente dicho análisis en la actual consulta popular.

Su texto dice: “El Estado regula que no exista concentración de la propiedad en personas naturales o jurídicas no estatales, a fin de preservar los límites compatibles con los valores socialistas de equidad y justicia social.”

Obreros como Rolando Reyes, de la fábrica Ciegoplast, productora de tubos de polietileno de alta densidad, han tocado un punto medular: hay que definir cuáles son esos límites compatibles de concentración de propiedad, “porque es inaceptable que un bien público se emplee para enriquecer a unos pocos”.

La inquietud, que nunca será si alguien prospera o no, viene de mucho antes. Recuerdo que, en 2017, diputados de tres comisiones permanentes alertaron acerca del saldo económico, ideológico y político a que, en las especificidades de Cuba, conllevaría la acumulación descontrolada, impune e ilegal de propiedades y de riquezas en un segmento social minoritario.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, ha sido claro al afirmar que no se debe temer a que alguien ingrese mucho dinero, siempre que haya un respaldo productivo, y lo haga de manera digna, a partir del trabajo creador y en marcos de legalidad; criterio, a mi modo de ver, válido tanto para el sector estatal como el no estatal.

No se trata del humilde hombre que, para bien del barrio, vende maní, caramelos, lechugas, afeita, pela o limpia botas, con todo claro y en orden. El artículo habla de concentración de propiedad, cuya regulación sí atañe a todo Estado, entre otras razones porque entraña y genera riqueza, aunque no sea malo tener esta última.

Hay quienes opinan que no existe fórmula para regular dicha riqueza, que es su empleo lo que se debe controlar, y que nunca será problema lo adquirido como fruto del trabajo.

Según el marxismo, el hombre es un ser social, que piensa como vive. No teorizaré. Solo invito a meditar, con sinceridad, si piensa y actúa con igual sentido quien trabaja de sol a sol (con el Estado o no) y quien, desde la sombra, mueve los jugosos y, a veces, oscuros hilos de una cadena de casas de renta, paladares o taxis. No lo creo. Y mucho ojo: poder económico puede generar, o abrir, apetitos de poder político.

Lo principal, por tanto, como ha dicho el filólogo cubano F. Vladimir Pérez Casal, es la justicia social, son los intereses de la mayoría. Y cierro con una de sus meditaciones: "¿Es mala la propiedad, en sí? Depende… si se utiliza para mal… hasta los medicamentos".


Comentarios  

# barbaro martinez 06-09-2018 12:30
pastor,yo he vivido en ESPANA, alli las guaguas particulares entran a un estacion, se venden los pasajes y esta regulado su funcionamiento.
por que en CUBITA la BELLA, los CAMIONES particulares de viajes interprovinciales no entran a las terminales .para que les controlen el tiempo del recorrido,vendan alli su pasaje .
como el estado los controla ?
incluso algunos de ellos viaja santiago habana con un solo chofer.
han dejado desprotegido al consumidor y han dejado muchas puertas abiertas .
en FINALANDIA, la declaracion JURADA la colocan en sitios PUBLICOS del BARRIO para que cualquier VECINO la vea y DENUNCIE al que el sabe que lleva una vida por encima a lo declarado.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# Ernesto René Salcedo R 06-09-2018 17:53
Pastor .
Considero que este tema , está en la discusión nuestra hace muchos años , sobre las personas que se enriquecen de la noche a la mañana , sin esfuerzo .Pero los mecanismos que el estado tiene , deben ser más exigentes , en las declaraciones de los ingresos anuales y transparentar el mismo , ahí hay debilidades que hay que susanar , así considero .
Con respeto al transporte y lo escrito por usted , es verídico , que personas sin esfuerzo suman grandes cantidades de dinero y otros bienes , llevan una vida suave holgada y los trabajadores , intelectuales y cuadro directivos a todos los niveles , no pueden acumular , NI PARA LA JUBILACIÓN ....UN JUBILADO CUBANO ....ES HOMBRE MUESTRO EN EL ,CAMINO REAL ..SI NO TIENE UNA FAMILIA QUE APOYE ....Todo esto influye en la motivación de los jovenes y los que trabajamos de sol a sol ...y no podemops acumular ni para una vacaciones ...mientras hay personas muy por encima de la media cubana ...Los mecanismos del sistema tributaria hay que fortalecerlos y urgente .
Lo que plantea Barbaro del transporte es cierto , hay mecanismos de control para que los transportistas particulares entren en legalidad sostenidamente .También no es unn secreto para nadie la corrupción que hay en el transporte nacional , lo que hacen algunas dotaciones de choferes con el cobro de pasajes fuera de su turno ....Espo mlo maneja muy bien el peublo , el que tiene paga y viaja , el otro se queda en la cola , varios días en lista de espera ...Ese cascabel al gato no lo han puesto ...Hay que ser frontal y exponer con educación los problamas que tiene nuestro proyecto social , sino jamás resolveremos los problemas del transporte .
Otra cuestión que hay que solucionar , es no dejar espacios vacios , hay personas dedicadas hacer Markinting social y analizar cuales son las necesidades de la población y ahí entran .
Consisero oportuno como he pplanteado en varios trabajos , no somos tan pobre , para no tener un transporte más digno , sea municipal , provincial y nacional o buscar las alternativas de otras formas organizativas del mismo , que redunde en la satisfacciónj de los usuarios , sea terrestre , ferroviario , maritimo y aereo .+
Respeto los criterios de neustros cuadros a esos niveles , pero los resultados no son los esperados , hay grandes insatisfaciones , el tema transporte .
La cultura urgente tributaria , es una necesidad imperiosa , con transparencia pública .
Te felicto por el trabajo es medular .El estado opinático es esencial para evaluar , por donde vamos , siempre sea respetuoso y con la motivación de buscar mejoras a las problemáticas expuestas .
Prof Ernesto René Salcedo Rocha .
Responder | Responder con una citación | Citar
# Francis 07-09-2018 09:52
Sí el transporte colectivo estatal funcionara bien, estas cosas no pasaran.
A veces nos vamos por las ramas, cuándo el problema está en el árbol.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar