Ciego de Ávila y Cuba se despiden por lo alto

Con un triunfo de la selección nacional masculina de softbol que representó la vuelta al trono de Cuba después de 20 años y la conquista de cinco medallas físicas de oro para Ciego de Ávila dijeron adiós nuestros representantes a los XXIII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe.

Este éxito, alcanzado ante Venezuela mediante marcador de 4x2, implicó a los avileños Alain Román González, Yuri Daniel Rodríguez Castellanos, Yurisandre Ramos Suárez, Alexey Tejeda Rodríguez y Roberto Echarte Leiva.

El conjunto caribeño había debutado el 27 de julio con triunfo de 5x4 a costa de Guatemala, a continuación, consiguió éxitos de 3x2 sobre México el sábado 28; 11x0 ante Colombia el domingo 29, 4x3 frente a República Dominicana y 7x0 en el desafío con Bahamas el lunes 30, cuando tuvo que asumir una jornada de doble juego; y el 31 de julio perdió el invicto de la ronda eliminatoria, 1x2 ante Venezuela.

Pero el sistema Page les deparó otro para de duelos con los morochos en la final, y en ambos, el elenco dirigido por Leonardo Cárdenas pudo más que los destronados monarcas de la región.

Los campeones avileños que compitieron en Barranquilla y Cali regresan a la patria con 15 medallas de oro, con lo que igualan la faena más destacada de su historia en estos certámenes multideportivos, lograda en 2006.

Los premios dorados fueron en hockey sobre césped (5), softbol (5), y sendas en ciclismo de pista, lucha grecorromana y libre, balonmano y judo.