Miércoles, 14 de noviembre de 2018 6:11 AM

Barranquilla-2018: La (casi) perfección cubana en la gimnasia (+Video)

El entrenador Carlos Gil lo comentaba con la prensa al terminar la competencia, “aquí parejo no vamos a ganar, tenemos que demostrar que estamos por arriba y buscar notas como si fuera un campeonato mundial”, en referencia al posible favoritismo de los jueces con los atletas locales, una mala costumbre que se repite en todo tipo de eventos deportivos.

Entonces Cuba tuvo que recurrir a la perfección para ganar y el joven dúo santiaguero de 22 años casi la logra. Manrique Larduet inició el all around de los XXIII Juegos Centroamericanos con una baja nota en el manos libres (12.700), luego -como él mismo describió entre risas- fue un tsunami. En el caballo con arzones entró en calor con 13.650, antes de poner de pie a la afición barranquillera con actuaciones siempre sobre los 14: anillas (14.450), salto de caballo (15.000), paralelas (14.900) y barra fija (14.100). Su apoteósico cierre le dio una ventaja de 84.800 sobre su coterráneo José Randy Lerú, que obtuvo la plata con 81.050.

El final de Lerú fue pura emoción. Llegó por debajo del dominicano Audrys Nin a la barra fija y lo superó con el segundo mejor resultado en ese aparato (13.800). El problema de Randy había estado en los arzones, donde su discreto 12.200 enfrió el 14.100 del arranque en el suelo. Para colmo en las anilla la rotura de una tira enrollada en su mano le impidió salir como lo tenía planificado (13.000). Pero recortó distancias gracias al salto (13.950) y a las paralelas (14.000) antes del remate final que le dio la plata.

La rivalidad que se esperaba con Jossimar Calvo, único colombiano que ha alcanzado tres cetros en Juegos Panamericanos, nunca llegó. En el día de su 24 cumpleaños, el cafetalero se retiró abatido de la competencia y ni siquiera se presentó a los últimos dos aparatos. La afición presente en Centro de Eventos Puerta de Oro terminó ovacionando a los cubanos ante los nefastos resultados de sus representantes.

Conclusión, el único que bailó en la fiesta de Jossimar fue Manrique.

Manrique Larduet: “Me salió la sangre santiaguera”

Manrique Larduet, campeón del all araund en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla. Foto: Ricardo López Hevia/ Granma/ Cubadebate.

Manrique Larduet no paraba de sonreír cuando conversó en la zona mixta con Cubadebate, el santiaguero tradujo la emoción en bromas y optimismo.

Análisis de su actuación: “Estoy muy contento con esta competencia que tuvimos hoy. Agradezco a todo la gente que nos ha apoyado, a mi compañero de equipo Randy, a mi entrenador y al pueblo de Barranquilla”.

Segundo lugar colectivo: “Tuvimos una plata por equipo de la que estamos orgullosos porque en Veracruz quedamos terceros. Espero que para los próximos Juegos podamos alcanzar el primer lugar”.

Inicio pobre, final de lujo: “Al principio me sentí un poco cansado por los siete días que tenemos entrenando. En el arzón estuve un poco nervioso pero estaba confiado porque en los días anteriores he tenido buena efectividad en la preparación. Después se me salió la sangre de santiaguero y salí adelante para lograr un título que no podía perder. Me recuperé gracias a mi entrenador y la psicóloga que me apoyaron. Siempre he dicho que yo no compito contra la gente, sino que la gente compite contra mí. Después de los arzones para allá, eso fue tsunami, un ciclón que arrasó” (risas).

Rivalidad con Marcia Vidiaux: “Se me ha ido a arriba (dos oros por uno), tenemos una reto, el que gane menos medalla tiene que cumplir una promesa que hicimos antes de salir” (risas).

Inicio de ciclo olímpico: “Hay que entrenar duro para lograr la clasificación olímpica del equipo, esperamos que se pueda. Estamos entrenando para eso. Y en lo individual quiero alcanzar la primera medalla olímpica para Cuba”.

Bailes para celebrar: “Me acordé de mi compañero Alberto Leyva que cuando jugamos fútbol en el Atari (consola de videojuegos) hay una celebración en la que los jugadores bailan y lo hice para decir que yo soy el tipo” (risas).
Carlos Gil: “La gimnasia es mi vida”

Randy Lerú y Manrique Larduet, el dúo que logró oro y plata en el all araund de los Juegos Centroamericanos de Barranquilla. Foto: Ricardo López Hevia/ Granma/ Cubadebate.

El villaclareño Carlos Gil no pudo evitar las exclamaciones de alegría cuando sus discípulos se alzaron en lo más alto del podio. El entrenador se convirtió en animador del graderío que coreó a su ritmo frases de apoyo a Cuba. Y es que, para Carlos, Manrique y Randy son sus hijos en ese universo donde la gimnasia artística es su vida.

El nivel de Cuba: “Siento una pasión muy grande por este deporte, que no es mi trabajo, es mi vida. Llegar aquí después del duro golpe de la competencia por equipos y demostrar que el uno-dos es de Cuba te hace seguir pensando que la principal potencia en la gimnasia de centroamérica es nuestra Isla, que vino a recuperar lo que siempre fue suyo”.

Larduet-Lerú: “Estos muchachos los he visto desarrollarse y crecer. Ver a Randy acompañar a Manrique en el podio es un sueño cumplido”.

La espina: Estoy contento, pero no satisfecho. Me voy a ir con la espinita del por equipos, pero tenemos que seguir buscando más medallas para nuestro país.

Objetivos en la individual: “Como se comportó la competencia por equipo no te puedo afirmar que podamos arrasar en la individual. Hay que competir primero porque este deporte es un poco complicado. El trabajo está, ahora veremos qué pasa con los resultados”.

Subjetividad: “Aquí parejo no vamos a ganar, tenemos que demostrar que estamos por arriba y buscar notas como si fuera un campeonato mundial. Esta competencia tiene esa dificultad, que es la única que puede respaldar algún tipo de confusión, porque la nota no se reclama. Por eso vinimos con todo. Este es el inicio de un nuevo ciclo y comenzamos mejor que el pasado”.

Manrique Larduet a punto de ganar el oro para #Cuba en el all around de #Barrinquilla2018

Posted by Cubadebate on Sunday, July 22, 2018


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar