Martes, 23 de octubre de 2018 8:52 AM

Editorial: La Patria intacta (+ Video)

inter logo elecciones 2017Este día 4 comenzará a tomar cuerpo la nueva islaCuba no se romperá en pedazos en febrero de 2018. Ningún titular, venga de la esquina del mundo que venga, podrá decir que la unidad forjada sobre el consenso en más de medio siglo aquí, cayó al suelo fragmentada, como el vidrio de aquellos míticos vasos de cristal de ocho onzas. No habrá seísmo político, aunque ahora todavía no se tenga certeza sobre nombres y cargos.

La respuesta rotunda a esa paradoja de saber y no saber, no viene de la mano de la adivinación ni el inmovilismo que lo dejaría todo como está. Por el contrario, la continuidad de la Revolución, expresada en el actual proceso de Elecciones Generales, tiene garantías profundas, enraizadas en el quehacer cotidiano en los barrios y las comunidades, donde la gente bulle y crea.

Este día 4 comenzará a tomar cuerpo la nueva Isla, tan igual y diferente a la del 3, desde su espacio formal más cercano, cuando millones de cubanos ejerzan uno de sus caros derechos: el de elegir y ser elegidos. Por ahí empieza la construcción del país que queremos, poniendo sobre los hombros de los mejores la responsabilidad de representar el sentir de la mayoría.

Pero la fortaleza de ese instante, investido de la capacidad de modificar el resto del proceso, no está en el acto mecánico de levantar la mano en señal de aprobación. Poco favor le haríamos a la nación si solo se tratara de asentir y aplaudir las decisiones que nos atañen, abrigados en una falsa unanimidad que, como mínimo, daría calor. Aprendimos, hace tiempo, que de las contradicciones nace el avance de las sociedades.

Lejos, por suerte, de la politiquería barata que promete y promete, en franca prestidigitación demagógica, las elecciones en Cuba comienzan en el mismo lugar de las revoluciones: abajo. En el barrio de escuelas, hogares de ancianos, bodegas y baches. En la conversación de balcón a balcón; en la cola del gas licuado; en el parque de la Wi-Fi y la piquera de bicitaxis.

Llevemos a la nominación de candidatos el desenfado y la agudeza del día a día con el que nos levantamos siempre, a pesar de los pesares. Hagamos que de aquí al primer trimestre de 2018, en el que quede constituida la Asamblea Nacional del Poder Popular y su Consejo de Estado, los titulares del mundo no tengan más remedio que reconocer la vocación democrática que nos reúne.

Pero hagámoslo por nosotros, por nuestros hijos, por la Patria intacta; no por quienes nos miran.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar