Viernes, 16 de noviembre de 2018 2:28 AM

Diputada con firma de juventud

Pasará algún tiempo antes de que Yalennys Bustamante Bombino pueda olvidar el más mínimo detalle de aquel día en que le dieron la noticia. A sus 30 años, jamás miró más allá de su circunscripción, de la que hace dos mandatos es delegada, y con la que desde entonces contrajo un compromiso que sobrepasa horarios y fechas en el calendario.

Aun así, no pudo evitar el asombro cuando de un solo golpe le consultaron que, por primera vez, era delegada a la Asamblea Provincial del Poder Popular y, además, candidata a diputada al Parlamento.

En un primer momento pensó que a su juventud le quedaba inmenso el traje de tamaña responsabilidad porque “uno se compromete con las cosas sin saber hasta dónde pueden llegar”, pero jamás valoró la posibilidad de una negativa pues “si estaban allí era por algo y otra respuesta no podía merecer la confianza de la que ahora soy depositaria”.

Entonces agradece la oportunidad de la que, sin dudas, sacará un cúmulo de experiencias que mucho podrán aportar a los años que, por poco, la hacen la más joven de los diputados avileños.

Cuando valora el hecho de que este 18 de abril su opinión también cuente para diseñar el mañana de esta Isla, solo atina a pensar en dos cosas: su Revolución y su gente. La primera, por permitirle seguir construyendo el camino que la trajo hasta aquí, y la segunda, por pensar en ella para representarlos en tan importante escenario.

Y cuando tenga que emitir su criterio no solo hablará la delegada que conoce al pie de la letra las inquietudes de sus electores, para las que siempre tiene oídos y puertas abiertas, sino también la joven para quien “la historia no se puede olvidar”, y que da por sentado la continuidad de un proyecto social que, en lugar de empequeñecerse, se enriquecerá con las miradas diversas de jóvenes y viejos, hombres y mujeres, obreros y dirigentes.

“No se precisa luchar en la Sierra para hacer y sentir por una Revolución en la que la mayoría de los diputados de Ciego de Ávila nacimos y nos formamos. Así que este 19 de abril, no habrá ruptura de nada, sino prolongación de una obra que continúa adelante”.

Entre los retos que suponen la venidera etapa sitúa en primer lugar el miedo de la primera vez que, confía, podrá superar con la ayuda de sus compañeros más experimentados. Pero lo que más le preocupa es mantener el encargo con las personas que siempre han confiado en ella para aminorar o solucionar del todo sus problemas y darle curso a las inquietudes del barrio, que a partir de ahora, por supuesto, serán las de todo un país.

Por más que otros le cuenten de sus experiencias pasadas y de la imborrable impresión que causa el estar allí, a partir de hoy, Yalennys podrá empezar a relatar sus propias emociones cuando, no solo presencie un momento trascendental en la historia de esta nación, sino que decida por los asuntos y el futuro de Cuba que la vio nacer.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar