Martes, 16 de julio de 2019 12:21 PM

Cada minuto decide elecciones en Ciego de Ávila

Aunque faltan unas tres semanas para que los electores de la provincia de Ciego de Ávila concurran a los 902 colegios que el próximo 11 de marzo abrirán sus puertas en 552 circunscripciones, cada minuto, desde ahora, se torna decisivo para la organización, la calidad y el grado de participación que se desea alcance la votación correspondiente a esta segunda etapa de elecciones generales en Cuba.

No por casualidad, desde el día 5 y hasta el 28 de febrero, tiene lugar la capacitación de más de 6 000 avileñas y avileños que cumplirán funciones electorales a instancia de provincia, municipios, distritos (dos, en la cabecera provincial), circunscripción y mesas, además de quienes integran los grupos encargados de la recepción y cómputo de información.

Pero si medular será la labor de ese personal, no menos importante es la preocupación y el interés que, de forma paralela, pongan los electores, quienes no deben dejar para mañana la visualización de las fotos y biografías de los candidatos para delegados a la Asamblea Provincial o para diputados al Parlamento, así como chequear el listado de votantes, para detectar, informar y corregir a tiempo, cualquier incongruencia. Recordemos que la primera etapa develó problemas con alrededor de 21 000 personas.

Tal y como explica Alberto Magdaleno Magdaleno, presidente de la Comisión Electoral Provincial, entre las particularidades de esta fase está la inserción de 13 colegios con carácter especial: ocho de ellos en la cayería norte avileña, uno en los Jardines de la Reina (al sur) y los demás en los hospitales Antonio Luaces Iraola y Roberto Rodríguez (de Ciego de Ávila y Morón, en su orden) y en las terminales de Ómnibus Nacionales y Ferrocarriles de Cuba.

Es bueno saber, también, que ahora se podrá incluir, de manera excepcional, para que ejerzan su derecho al voto, a personas que por razones de trabajo o por otros motivos no estén el 11 de marzo en el lugar donde residen.

Como parte de los preparativos, el poligráfico del territorio asumió la impresión de las boletas de color blanco que demanda la votación para delegados, en tanto las de color verde (para diputados) serán impresas a nivel central y hechas llegar a la provincia.

También la poligrafía avileña “tira” propaganda acerca del proceso, para complementar la información y orientación que fluye por espacios como los de la radio, prensa escrita y televisión.

El reflejo de todo eso debe brotar el 4 de marzo, en el contexto de una prueba dinámica que calentará motores entre 7:00 y 8:30 de la mañana, para comprobar las estructuras en su composición completa, locales, urnas, transporte, comunicaciones, plantas de radio, radioaficionados… y realizar, a continuación, un ejercicio práctico relacionado con el procesamiento y transmisión de la información.

YO DECIDO

Como mismo cada elector determinó a quién proponer, en un inicio, o por quién votar, después (durante la primera etapa de elecciones), ahora es asunto personal la decisión del modo en que lo hará, sabiendo de antemano que puede concederle su voto a un candidato, a varios o incluso a todos, aprovechando la opción que para ello ofrece la boleta.

Y podrá todo ciudadano, desde luego, ser testigo presencial —cuando concluya la votación— de la transparencia con que se haga el conteo de los votos: primero en las boletas verdes y luego en las blancas, para la inmediata información a las autoridades municipales.

En virtud de lo programado, las Asambleas Provinciales del Poder Popular deben quedar constituidas el 25 de marzo y la Asamblea Nacional el 19 de abril.

Elecciones generalesPastor BatistaLa poligrafía avileña imprime propaganda


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar