Martes, 18 de septiembre de 2018 10:09 AM

María Karla y promisorios veranos en Punta Alegre

Quienes viven cerca del mar disfrutan de sus innumerables placeres, aunque a veces su furia cambia los destinos de las familias y las obliga a enfrentar tiempos difíciles. Así les sucede a los vecinos del consejo popular más dañado en Cuba por el huracán Irma

La picardía en su mirada delata la inocencia de sus ocho años. Acaba de pasar para tercer grado, aunque estas vacaciones han sido menos entretenidas que las anteriores.

Si bien sus padres hacen lo posible con tal de que María Karla Alconada Escobar se divierta con su hermanita Neivis, el tiempo de veraneo ha sido escaso.

Desde el ocho de septiembre del pasado año sienten la tensión de no tener casa. Irma, el terrible huracán que azotó a Cuba, les ocasionó un derrumbe total, y con ello llegaron radicales cambios en centenares de núcleos de Máximo Gómez, el consejo popular más dañado en Cuba por el meteoro.

Cocina de uno de los demnificados reconstruida tras el huracán IrmaUna de las primeras cocinas terminadasSin embargo, la sonrisa no se borra en el menudo rostro de María Karla. Cuenta que antes del ciclón vivía en un ranchito pero ya levantaron su nueva casa, similar a otros casos en los asentamientos de Punta San Juan y Punta Alegre.

Al momento de nuestra visita todavía quedaban detalles para la total terminación del inmueble, no obstante, Lisandra Escobar Pérez, la mamá, se siente una mujer muy feliz.

“A nuestras anteriores viviendas les decían “las casas del barracón”. Ahora, que son nuevas y confortables, pienso que merecen un nombre más bonito”, afirma.

Lisandra es una de las enfermeras del renovado hospital de Máximo Gómez, cuyo personal garantizó la asistencia médica en esa región a pesar de las difíciles condiciones para ejercer.

Durante estos meses debió combinar, como muchos de sus vecinos, la dualidad de la prestación de servicios y el apoyo a los constructores que transformaron el viejo barracón en agradables hogares.

Así lo hizo saber durante un diálogo sostenido con Félix Duarte Ortega, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia: “Agradezco la atención que nos han dado. Esto no hubiera sido posible si no existiera la Revolución”.

Baño recosntruido tras el paso del huracán IrmaEl baño de las casas, con el confort requeridoMientras la madre habla, María Karla, asiente con su cabecita y sus labios sonríen. Quizás este no haya sido el verano de más baños en la playa. Es posible que la diversión no se compare con otras etapas de mayor esplendor, sin embargo, sabe que su nueva casita no será presa fácil de otro huracán.

La chica aprendió que una vez su familia lo perdió todo, pero con el esfuerzo de muchos, en especial del Estado, preservaron sus vidas y recuperaron los bienes más preciados. Sin dudas, tendrán un final del verano promisorio en esa parte norte de Ciego de Ávila, donde el júbilo debe estar a la par de la alegría que tradicionalmente identifica a esa región.


Comentarios  

# Ruffini 28-07-2018 07:10
Tiene que venir un cliclón para que la gente tenga una casa nueva. Gracias Irma.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar