Lunes, 19 de noviembre de 2018 4:16 AM

La velocidad de la recuperación es relativa

Otra vez, el General de Cuerpo de Ejército Joaquín Quintas Solá recorrió Punta Alegre y constató el avance del pueblo más vapuleado por Irma en Ciego de Ávila

Hace casi un año, 1 561 casas se desplomaron en Chambas, y casi todas eran de Punta Alegre, donde se bordearon los 800 derrumbes totales; y muchos, un año después, siguen insatisfechos, porque 104 casas levantadas es un porciento demasiado bajo (6,6). Y, aunque dicen comprender que no todas pueden levantarse al unísono (por falta de manos y de recursos), este miércoles le hicieron un coro al General de Cuerpo de Ejército, Joaquín Quintas Solá, exigiéndole mayor prontitud y atención de todas las autoridades.

• Lea en Invasor el reporte sobre el recorrido que realizaran ayer las autoridades.

Esa paradoja fue explicada, una y otra vez, en lo que antes era un estadio y hoy es el nuevo vecindario de mampostería y cubierta de zinc. “Aquí se levantan 50 y ustedes son miles de necesitados, ¿de qué manera pueden entender que hasta que no se concluyan estas no pueden comenzarse otro grupo de viviendas? ¿Me dicen?”: esa fue la pregunta que devolvió el viceministro de la Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) ante la insistencia de vecinos que reclaman cemento, bloques, polvo de piedra, persianas, subsidios, créditos…, damnificados que querían pertenecer a los 104 que ya tienen casa y no a los más de 1 000 que aún la esperan.

Por eso, mientras, para unos, la recuperación ha sido una bendición y destacan la agilidad, para otros es todavía un manojo de incertidumbres que no acaba de traducirse ni en bloques. Esa realidad no la desconoció el viceministro, que tantas veces ha aterrizado en Punta Alegre, y que volvió a exhortar a que se evalúe cada caso y no hacer generalizaciones porque “detrás de cada número, hay una historia”.

Recorrido por zonas afectadas por el huracan irma Sin embargo, no todos la cuentan igual: el propio Félix Duarte Ortega, primer secretario del Partido en la provincia, tuvo que escuchar a Yirmara Cruzata Álvarez —quien está a punto de vivir en lo que antes era una cuartería en el poblado de Máximo Gómez, y hoy es una hilera de casas confortables— solicitar albañiles para la terminación “porque estamos paralizados”, mientras, dos segundos después, reconocía que su esposo es albañil, “lo que trabaja particular por ahí para ganar dinero”.

No es la trama de Laura Sánchez Díaz, quien, en dos meses, con su esposo y un ayudante, dejaron su nueva casa casi habitable, siguiendo las instrucciones de especialistas de la UEB 2 Obras Varias Ciego de Ávila. “Esto es ponerse y ponerse, no hay otra manera”, reconoció.

Pero, hoy, buena parte de la fuerza laboral que le borra la tristeza a la punta más alegre de Chambas, viaja todos los días más de 100 kilómetros desde Ciego de Ávila hasta allí, porque en el norteño municipio escasean las manos para la construcción. Y ello, a pesar de que la empresa constructora de Chambas ofrece contratos y salario a familiares que quieran levantar su hogar, de las escasas ofertas de empleo del lugar, y de las necesidades imperiosas de su gente. ¿Entonces?

Dicha interrogante no ha sido despejada en su totalidad, porque la falta de recursos mantiene “atados de manos”, también, a cientos de familias que podrían sumarse a la recuperación y, hoy, no pueden hacerlo. En el poblado de Rivero, por ejemplo, las casas de madera que se alistan debieron esperar a que las tablas llegaran desde Matanzas, pues, ni siquiera, “la tabla de palma, que dicen que es mejor, la hemos tenido”, agrega Surely Pardo Quintero, una de las beneficiadas, en presencia de trabajadores de la Forestal de Chambas que colocaban puntales.

Otras soluciones, como las persianas de cemento, han venido a suplir la escasez de las de zinc o aluminio, aunque tampoco abundan estas, reconoció Reynol Miguel Díaz, Subdirector General de la Vivienda por el Ministerio de la Construcción, quien, no obstante, evaluó de positiva la calidad de lo que se construye en Ciego de Ávila.

Recorrido por zonas afectadas por el huracan irma


Comentarios  

# barbaro martinez 06-09-2018 09:18
he leido la noticia en varios medios de la prensa CUBANA y el que mas me GUSTO es este.
muchas gracias por contarnos la REALIDAD, sin ningun difraz.
parece facil, pero hay que tener TALENTO y VALOR.

brmh

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# Francis 07-09-2018 17:17
La velocidad de recuperación no es relativa, es pírrica.
Lo único, es la suerte que han tenido unos y la incertidumbre que habita en otros.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Ramon 06-11-2018 07:41
Si pudiéramos establecer comparación entre el real de producción de la Empresa Productora de Materiales de Construcción del Poder Popular y la necesidad de materiales a dignificados no surgiría una interrogante, a qué lugar fueron a parar los materiales producidos?, como es posible que en la acciones de control realizadas a las tiendas de materiales existan tantos delitos y desvíos de los mismos? Por lo que fueron denunciados un gran número de trabajadores y administrativos de las mismas, Como es posible que EMPROMAC pueda reportar una producción que no se realiza, con el objetivo de apropiarse indebidamente de los recursos materiales que tanto cuestas su importación en algunos casos. Si analizáramos lo real producido y lo convirtiéramos en viviendas…. Esa es una tarea titánica. Muy buen trabajo Katia felicidades.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar