Sábado, 20 de julio de 2019 2:10 PM

Incide política hostil de Estados Unidos en arribo de turistas a Cuba

Cuba estima cerrar el año con cuatro millones 300 000 visitantes internacionales, lo cual representaría un cumplimiento del plan previsto en un 84,3 por ciento y decrecer en 10 puntos porcentuales respecto a los arribos registrados en 2018, lo cual se debe al anuncio de las nuevas medidas del Gobierno de los Estados Unidos contra la Isla, afirmó hoy el ministro de Turismo Manuel Marrero.

Al intervenir ante el Parlamento cubano, y en presencia de Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y de Esteban Lazo, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, explicó que la situación comercial de junio fue compleja y que la mayor incidencia en este resultado está en las llegadas vía marítima, ya que a partir del día cinco de ese mes fueron suspendidos los viajes de cruceros y actualmente no existe ningún barco operando en el país, expresó.

Señaló que, de forma acumulada, se han recibido dos millones 468 023 visitantes y, a partir del nuevo escenario, se estima concluir el presente mes con un cumplimiento del plan de un 76,5 por ciento.

El Ministro recordó que, debido a la unilateral política, Cuba es el único país del mundo donde los estadounidenses no pueden viajar libremente como turistas.

Tras la aplicación de las nuevas medidas, se prohíbe el viaje a la Mayor de las Antillas de los aviones privados y corporativos, cruceros, veleros, barcos de pesca y otros aviones y embarcaciones similares, se eliminan los viajes educativos grupales “people-to-people”.

Precisó que recientemente recibieron multas agencias de venta online como Expedia Group, Hotelbeds USA y Cubasphere, mientras que las compañías de ventas online retiran de sus plataformas de ventas a varias instalaciones hoteleras de Cuba, entre ellas los hoteles Nacional, Capri y Habana Libre, en La Habana; Kawama, en Varadero; San Carlos, en Cienfuegos; y se espera esto continúe con otras que puedan ser objeto de reclamaciones bajo la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton, comentó.

Para hacer frente a esta situación, se elaboró un plan de acciones dirigidas a flexibilizar la política comercial y a estimular los flujos de visitantes desde el extranjero, incluyendo los cubanos residentes, explicó el titular.

Entre ellas destacan la multiplicación de actividades de comunicación en internet y en las redes sociales, reforzamiento de las ventas online, estimulación del turismo nacional, visitas del Ministerio a los territorios para analizar las reservas de ingresos que se desaprovechan, y el estímulo a la utilización de productos locales para lograr una mayor sostenibilidad y crear encadenamientos productivos.

En la última década creció el arribo de turistas a Cuba en un 100,2 por ciento y la planta hotelera en un 45,7 por ciento, muestra del interés del Estado de potenciar este sector, llamado a ser la locomotora de la economía nacional.