Continuará la zafra hasta que haya condiciones, afirma Salvador Valdés

Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, reiteró este jueves en La Habana la necesidad de continuar la zafra azucarera hasta que lo permitan los fenómenos hidrometeorológicos.

Por su importancia económica y estrecha relación con otros sectores, sobre todo, el alimentario, es imprescindible proseguir las operaciones agroindustriales mientras sea posible, sugirió al intervenir en la Comisión Agroalimentaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en su IX Legislatura, que sesiona en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

El miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba confirmó la existencia de carencias financieras, limitaciones materiales y la no llegada a tiempo de recursos para una adecuada preparación de la contienda, a pesar de lo cual, dijo, puede hacerse mucho más con mayor organización, disciplina y planificación.

Sobre el particular, llamó la atención de que los resultados de la actual campaña, de 150 días de duración, determinarán la próxima, y, en ese sentido, propuso la revitalización de la industria, a partir de su reparación y mantenimiento con los recursos financieros disponibles y su consiguiente diagnóstico, así como la prioridad a la captación y formación de la fuerza laboral.

Atribuyó trascendencia decisiva a la cultural del trabajo, que constituye la mayor riqueza del país, a la siembra de la caña y a su contribución a la utilización de subproductos como fuentes de energías renovables, y a la revitalización de los bateyes y comunidades que refuercen la producción de alimentos para el consumo nacional y la exportación.

Valdés Mesa y otros legisladores coincidieron con el informe de la Comisión Agroalimentaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que evaluó los indicadores productivos y de eficiencia en entidades del Grupo Azucarero AZCUBA, según el cual se comprobaron problemas en el comportamiento y la estabilidad de la fuerza de trabajo, de disciplina y de dirección.

También se observó la inexistencia de correspondencia de la tarea diaria de entrega de caña y el anticipo que se paga a los operadores de combinadas, además de la falta de percepción de riesgo por productores del significado de la quema de caña y su sistema de precios en general.

Otros parlamentarios también señalaron en específico la revisión de la estructura territorial y de base de AZCUBA, e incluso, propusieron que se estudie la posibilidad de reimplantar los llamados Complejos agroindustriales (CAI), que reunían en sí mismos todas las funciones inherentes a la agroindustria.

Julio García Pérez, presidente de ese Grupo Empresarial, explicó que se evalúan las proposiciones en esa dirección, anunció que este mes de abril se garantiza la canasta de crudo y refino de la población para el año, además de las exportaciones, y puso énfasis en los encadenamientos productivos con el Ministerio de la Agricultura para la producción de alimento animal de beneficio de la población y la sustitución de importaciones.

Reiteró que, pese a dificultades, el compromiso con la zafra se mantiene hasta el final con el corte de toda la gramínea e informó, entorno a programas para el desarrollo del medio rural, el establecimiento de bases productivas con mayor reconocimiento, el estudio de los sistemas de pago y la preparación de la zafra 2019-2020, con plantaciones nuevas.