La cubana: la bandera más linda del mundo

Siempre dice presente con su majestuosa figura y sus colores rojo, blanco y azul en los desfiles del Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, a lo largo y ancho de mi Cuba amada.

Igual sucede en Ciego de Ávila cuando ella encabeza y guía, gallarda y bella, los distintos bloques conformados por obreros, estudiantes, campesinos y todo el pueblo.

La podemos admirar de distintos tamaños: desde las pequeñas que puede portar una sola mano hasta las grandes o las gigantes que necesitan de varias personas para sostenerla, invariablemente con la misma emoción.

Los niños y niñas la ondean con la alegría propia de esas edades en que comienzan su camino por la vida, y mostrando la ternura y felicidad con que viven en este Verde Caimán que cuida ante todo el acertado desarrollo de su infancia.

Obreros, campesinos, estudiantes, profesionales de las disimiles ramas de la vida económica, política y social, amas de casa, la enarbolan como muestra de los valores que ella representa para todos los avileños y los cubanos: patriotismo, hidalguía, respeto, internacionalismo…

Oronda con su estrella solitaria, vestida con franjas azules y blancas, sabe que en ella, la Bandera cubana, la más linda del mundo, vibra la Patria.