Viernes, 16 de noviembre de 2018 3:50 PM

Este Primero de Mayo: Corazones por un mundo mejor

De nuevo retumbaron las calles de Ciego de Ávila. Parte considerable de su pueblo esperó en ellas, la llegada del primer Sol de mayo, cuya luz dio vida al arcoíris proletario que distingue al quinto mes del año.

Mujeres y hombres de todas las edades, unieron sonrisas, bailes, congas. Corearon desde una rumba hasta los imprescindibles vítores a la Revolución, sus próceres y líderes.

Volvió a disfrutarse de una jornada en la que el pueblo se junta, como los rayos del Astro Rey, para cubrir todos los espacios, hacer de la alegría la más bella expresión de unión, esa que nos enseñó Martí y que hoy constituye brújula de los nuevos mambises.

Trascendió el desfile por su capacidad de reencuentro con viejos amigos, la llegada de infantes que disfrutan de sus primeras experiencias en las marchas de pueblo, la permanencia de veteranos, quienes en desafío al tiempo, demuestran el valor de sus principios.

Ya le entramos a mayo con el rojiazul predominante en Majagua, el olor a melaza aderezando las marchas en Baraguá, Primero de Enero, Ciro Redondo; Chambas, también con zafra en su central Enrique Varona, disfruta en pleno ambiente de 26 combinado con el ambiente renovador tras los daños causados por Irma.

Bolivia y Venezuela recuperan el verdor, Morón llena sus calles con la hidalguía de sus encantos, y Florencia renace, como los arroyos que surten desde las lomas.

Ciego de Ávila desfiló, repartió alegrías por sus principales plazas, transmitió al mundo solidaridad desde y hacia el movimiento obrero, compromiso con las causas justas, latidos por un mundo mejor.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar