Lunes, 12 de noviembre de 2018 12:54 PM

Ciego de Ávila arremetió con todo

Se estimaba unos 200 000 avileños, entre trabajadores y familiares este Primero de Mayo. Cálculos de cierre elevan a más de 205 000 la cifra, 101 900 de ellos en la cabecera provincial.

A golpe de ojo humano y agujas de reloj parecieran muchos más quienes pasaron frente a la tribuna, honrada con la presencia de Olga Lidia Tapia Iglesias y Jorge Cuevas Ramos, integrantes del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Félix Duarte Ortega, Primer Secretario en Ciego de Ávila, Raúl Pérez Carmenate, Presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular y otras personalidades.

Mañana de banderas, carteles, afiches, pancartas, palomas, cencerros, trompetas y tumbadoras; mañana para que saltaran eufóricas las hermanitas Lainé y Laura Ávila; Frank Gómez, trabajador de la Empresa Agropecuaria La Cuba, quien se sobrepuso a su ciatálgica molestia, Élida de la Caridad Gómez, con sus 82 calendarios a bordo; Roberto Fernández de la empresa Dujo y hasta Raúl Quintana, quien cargó para la Plaza con ese vecino en miniatura a quien el barrio llama sencillamente Raulito.

Pero sobre todo, mañana de alegría en pleno rostro y de renovado compromiso con Fidel, con Raúl, con el nuevo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz Canel y con la historia.

Para esa ola humana Invasor ofrece estas imágenes, desprendidas a un Ciego de Ávila que arremetió con todo.

Mujeres llevando la Bandera giganteCon la patria en alto

Padre con niña en hombrosEl júbilo se desborda

Agropecuarios del Minint a caballoCriollo saludo

ConguerosEsto no lo para nadie

Félix Duarte apreciando las exposiciones de cada sindicatoAnfitriones y visitantes aprecian la expo de los diferentes sindicatos en plena plaza

Muestra de productos de la Empresa CárnicaHubo iniciativas diversas

BailarinesEl sindicato de la cultura siempre presente

Alumnos de la escuela Camilo CienfurgosHerederos del Legado Histórico de la Revolución

Personas diciendo consignasDesborde de alegría obrera


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar