Domingo, 18 de febrero de 2018 5:04 PM

El obrero Ernesto Che Guevara almorzó con nosotros

Tiene Majagua el privilegio que desearían tener todos los poblados o municipios cubanos. Haber recibido al Comandante Ernesto Che Guevara fue un acontecimiento que marcó para siempre a quienes viven allí.

Quizás sencilla, pero impresionante, una escultura ocupa espacio hoy en el lugar donde, en 1963, él almorzó con obreros del sector petrolero.

¿Testigos de aquel instante?

Por supuesto que los hay. Uno de ellos es Felipe Denes Barrios, Fillo, quien se siente invadido por los recuerdos de aquel día, cuando el Che, entonces ministro de Industrias, visitó la fábrica donde los majagüenses procesaban frutas y vegetales.

“Deben haberle explicado el proceso de conservación del tomate, de la piña y de otras frutas —medita Denes—, pero lo que siempre acude a mi memoria fue el momento en que lo invitaron a almorzar en un comedor que tenían los petroleros aquí.

“Un compañero de nombre Felipe, a quien jocosamente la gente llamaba Pocajama, le había preparado una mesa, adornada con vasos y tazas.

“Mire Comandante —le dijo Felipe— esa es la mesa suya. Y sin pensarlo ni un segundo, el Che le respondió: 'No, mi mesa está en mi casa.' Entonces le echó mano a una bandeja y fue para la pequeña cola que había, quedó entre Pedro Astengo y Bayoya, cogió el almuerzo y se sentó con los demás trabajadores.

“Al terminar, otro compañero llamado Carlos Placencia le trajo la cafetera, una taza y le sirvió, pero él no tomó; preguntó quién había preparado el café y al conocer que había sido el propio Carlos le dijo: 'pues usted es el primero en tomar'.

“Según tengo entendido, ese día visitó los pozos de petróleo y allí también conversó con trabajadores y dirigentes del territorio. Lo que no imaginábamos en aquel entonces, ni en Majagua ni en ningún lugar de Cuba, era que cuatro años después lo perderíamos solo físicamente, pero lo perderíamos. Qué clase de hombre. Cuántas enseñanzas nos dejó... a todos.”

Pie de fotos
Escultura que recuerda el lugar donde el Che almorzó con petroleros majagüenses
Fillo solo vio al Che esa vez, pero quedó impresionado para toda la vida

 


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar