Miércoles, 26 de septiembre de 2018 4:46 AM

Vuelva usted mañana

Vuelva usted mañana es un corto satírico que critica la pereza que Mariano José de Larra que creía dominaba a España en el siglo XIX. En el cuento, un francés, llamado M. Sans-Délai, viaja a España y pide ayuda al narrador para invertir su dinero. Con la anuencia de un genealogista, espera que todo el proceso termine en 15 días. El narrador se burla de su optimismo. Cuando el francés y el narrador van a la casa del genealogista, él dice que necesita “tomarse algún tiempo” y deben volver el próximo día. Regresan diario, pero siempre reciben la misma respuesta.

Algo similar le ha ocurrido a Vilma Quevedo Acosta, residente en el reparto Díaz Pardo, en la ciudad de Ciego de Ávila, en sus reiteradas visitas a la Dirección de Planificación Física del municipio cabecera: “Fui damnificada por el huracán Irma y necesito ayuda ante la crítica situación que presento con mi niño de siete años de edad, afectado por una enfermedad dermatológica como consecuencia de la humedad y otros factores que afectan en el lugar donde vivo, cuestión que ha sido comprobada por los médicos, y que además de la alergia y los serios problemas en la piel, mi hijo padece de asma y de vitiligo.

“Estoy agradecida porque recibí, como caso social, tres colchones personales, tres sábanas, una olla eléctrica, una cama personal para mi niño, ya que la corriente de agua que subió a la altura del quinto bloque me llevó y me hizo perder casi todo lo que tenía dentro de la casa. Gracias a un crédito que me aprobó el Banco he podido comprar algunos materiales para solucionar daños que ocasionó Irma.

“Sin embargo, por la forma en que se sigue complicando la salud de mi hijo, la sugerencia de los doctores es que nos mudemos de allí; por lo que me dirigí a Planificación Física para solicitar un terreno donde pueda construir una nueva casita de acuerdo con mis posibilidades. La casa donde vivo aumenta su peligro porque la corriente de agua ha descarnado la tierra hasta el mismo borde de la pared por la parte de atrás, situación que se agravó con las lluvias de estos días.

“En busca de solución a mi solicitud de solar me he dirigido, en varias ocasiones, al Poder Popular Municipal, donde he sido muy bien tratada por las compañeras Evelín y Emilia, al orientarme en lo que han podido. No ha sido así en Planificación Física (…) ya que la compañera Esther que atiende a la población me ha tratado muy mal.”

“Evelín me manda a ver a Nancy en Planificación Física (…) para valorar la posibilidad de sacar mi solicitud con los solares que se entregarán en el barrio de Canaleta. Nancy orientándome, porque Juana, que es quien lleva mi expediente, no se encontraba, fue interrumpida por Esther para decir que Evelín no debía mandar a nadie porque Nancy no tenía que ver con eso.

“Volví después, y logré hablar con Juana, quien me recomienda ir otra vez al Poder Popular Municipal y pedir una entrevista con el Presidente. Ahí me atiende Emilia, llama a Esther y esta le da una fecha de entrevista con el Director de Planificación Física, y cuando llego no me pudo atender porque se encontraba reunido, y yo perdiendo días de trabajo.”

Entiende este redactor, no los malos tratos, sino el desespero de Vilma, conocedora de los pronósticos meteorológicos para los próximos tiempos, y sobrecogida ante el dictamen clínico de su hijo. Solo resta saber lo que resuelve la Dirección de Planificación Física con este caso. Nuestro buzón espera su respuesta.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar