Martes, 25 de septiembre de 2018 11:26 PM

Uno orientado ¿y el otro?

Con fecha 31 de enero recibimos en nuestra Redacción la misiva firmada por Graciela Condú Rodríguez, directora de la Vivienda en el municipio de Ciego de Ávila (DMV), en respuesta a lo publicado aquí el 20 del propio mes, bajo el título de La delgada línea de lo tolerable, continente de una queja emitida por Alexi Matos Matos, relacionada con la situación higiénico-sanitaria de la casa donde vive con su familia, y sus constantes reclamos a la DMV y a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado.

Explica Graciela: “En investigaciones realizadas por nuestra investigadora Norma Villa y el técnico del Departamento de Conservación y Rehabilitación, Roberto Pereira, se comprobó la problemática existente en el inmueble, que fue valorada de crítica.

“El compañero Alexi fue citado y atendido en la Oficina de Atención a la población de la DMV por la jefa de departamento Annia Contreras Domínguez, donde se le explicó que las tupiciones de la tubería central, o sea de la parte de afuera, son competencia de Acueducto y Alcantarillado, y todo lo referente al interior es responsabilidad de sus moradores; que para realizar arreglos (…) no necesita ningún permiso.

“Ese particular él lo entendió (…); se le orientó que debía tener en su poder el acuerdo del Consejo de la Administración para comenzarle los trámites de legalización de su vivienda; y se le explicó acerca de los documentos que debía aportar para, cuando tenga la vivienda legalizada, pueda solicitar la correspondiente Licencia de construcción y mejorar las condiciones de su núcleo familiar. Siendo una queja con razón, orientada.”

Esta semana, Alexi visitó Invasor para informar que ya fue atendido por los compañeros de Acueducto y Alcantarillado y que el problema de las tupiciones fue resuelto. Es este uno de los casos en que las soluciones no habitaban el terreno de lo imposible, tal vez como sí lo siente Antonio Lima Corzo, residente en calle Línea No. 18 A, Plaza 10 Millones, Patria, Morón, según lo expresado en su carta.

“Vivo con mi mamá de 78 años de edad y con problemas mentales. Mi casa está muy deteriorada, se moja por todas partes, y las paredes están muy malas. Desde enero de 2003 he planteado mi situación al delegado, al Poder Popular Municipal, al Provincial y a la Vivienda. Me dicen que me van a ayudar, que el problema tiene solución. Lo último que me dijeron fue que como la casa no tiene papeles no me pueden dar un subsidio.

“El 12 de noviembre de 2006 me abrieron una puerta y me robaron el televisor ATEC Panda y la olla Reina y no apareció nada. El huracán Irma me partió la cumbrera, me corrió las tejas y como la madera está en muy mal estado no es posible subir a cotejarlas.

“Fui al punto (este redactor entiende oficina de trámites habilitada al paso de Irma) y me dijeron que vendría una comisión, y no vino nadie. Solo el delegado. Yo trabajo como recolector vendedor de materia prima y lo que gano no me da para arreglar la casa.

“El jefe del punto me dijo que no me pueden poner como derrumbe de techo, y por el peso de las tejas temo que este nos caiga encima. Yo no sé qué hacer ni adónde ir.”

Confiemos en que la Dirección Municipal de la Vivienda y la Asamblea del Poder Popular tengan la solución para este caso. En tanto, el buzón de Cartas Abiertas se mantiene a la espera de la respuesta.

 

 


Comentarios  

# Rene 27-02-2018 11:27
Necesito se publique respuesta de un orientado y el otro que
Responder | Responder con una citación | Citar
# Rene 27-02-2018 11:43
solo de manera de comentario que para publicar la que fueron rápidos y todo lo contrario de la respuesta a la solución
Responder | Responder con una citación | Citar
# senelio ceballos 01-03-2018 13:06
Rene..jugar con la cadenitaaaa?
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar