Domingo, 24 de marzo de 2019 9:29 PM

Ese bolero es mío

Dice una vieja canción: “Ese bolero es mío, desde el comienzo al final, no importa quién lo haya hecho, es mi historia y es real”. Parafraseándolo, sería prudente que quienes tienen a su cargo obligaciones estatales (que somos todos), cantaran: “Ese problema es mío…”; tal vez, de este modo, el tema de hoy ya fuera caso resuelto.

Yaumara Ulloa Burgos, vecina de calle Tercera entre Calle D y Pasaje D, en el reparto Ortiz, de Ciego de Ávila, escribió acerca de un tema ya recurrente en los medios de prensa (y en la población) desde hace algún tiempo, solo que ella pone su punto de mira en la situación de su barrio.

“(…) a la vista de todos, y desde un tiempo que sobrepasa con creces los tres años, los salideros proliferan por doquier. Basta con pararse en la intersección de las calles D y Abraham Delgado (en la esquina de la bien conocida guarapera) para apreciar cómo desde que se inicia el servicio de agua, a las 6:00 antemeridiano, hasta el mismo horario del día siguiente (en días alternos según está programado), el agua corre por su libre albedrío bajando por calle D, socavando el hueco que ya es crónico en esa esquina y provocando una acumulación excesiva en la calle Abraham Delgado que, a la larga, va a provocar un accidente, pues quienes se desplazan en vehículos, avanzando desde la Circunvalación, invaden la otra senda para evitar el temido charco.

“De ahí, el agua continúa bajando por Abraham Delgado hasta que comienza a perderse en los registros ubicados en las proximidades de Cubataxi, perdiéndose así miles y miles de litros de agua potable que se necesitan para el consumo humano. También por las calles E y Pasaje D baja una corriente de agua que alimenta a la descrita anteriormente.

“Esto ha traído otras consecuencias. Por detrás de la tapia común que delimita al fondo las tres viviendas que dan a calle Tercera, del resto con frente a las calles D y Pasaje D, respectivamente, las acometidas de varias viviendas se encuentran soterradas y pasando incluso por debajo de Pasaje D hasta llegar a la otra cuadra.

“Por algunos de nuestros patios, que aún se conservan de tierra, el agua ha buscado también su salida. Por el mío corre hasta perderse debajo de la casa de uno de mis vecinos y, según me han informado, esta situación es vieja, por lo que no dudo que el domicilio de mi vecino, en algún momento, sufra daño estructural por hundimiento del suelo.

“Hace unos meses le presenté mi queja al compañero David Estévez, delegado de la circunscripción y presidente del Consejo Popular, planteándole la necesidad de solicitar a Acueducto la revisión de las conexiones de las acometidas a la línea principal, para definir cuál tiene problemas, porque hacer un punto de entrada en mi patio no es la solución, porque habría que excavar horizontalmente por debajo de la tapia (…) y los pisos de esos patios, incluso habitaciones edificadas, podrían colapsar; y su respuesta fue la siguiente: ‘Eso no es problema de Acueducto, es una situación que deben resolver de conjunto los vecinos. Acueducto no va a picar la calle por los salideros en las casas’.

“Puede ser cierto que no sea responsabilidad de Acueducto los salideros en el interior de las viviendas, pero... ¿tampoco es su responsabilidad solucionar lo que está a la vista de todos?”

La remitente envía evidencia fotográfica de la acumulación de agua potable en el área mencionada, de cómo esta discurre de manera tranquila, y del peligro que representa, sobre todo, durante las noches, en tanto solicita una respuesta inmediata, la cual nuestro buzón también espera.


Comentarios  

# wilfredo osuna rodríguez 15-01-2019 19:31
Soy seguidor de este sección, pero es importante las respuestas que se ofrecen, soy vecino y elector de la circ. 48, a la compañera le falto escribir, que su delegado, presidente del consejo y diputado de nustra ANPP, en la rendición de cuenta de este terminado proceo convocó a todos los vecinos a unirse y resolver esa situación(que es cierta) y él les ayudaba a buscar toda la manguera y las instalaciones para resolver tan lamentable situación, aún no se motivan, considero además que ya es hora de que el tiempo del pichón se termine, de abrir la boca solo para pedir y tragar, y lo logico es yo necesito por lo tanto yo aporto, yo ayudo a resolver un problema colectivo. Compañero periodista es mi criterio muy personal, no le estoy tirando a la compañero pero si estoy defendiendo el prestigio de nuestro delegado y diputado porque se desangra por resolver los problemas de la comunidad. Gracis y disculpen creo que me he extendido demasiado.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar