Martes, 23 de abril de 2019 4:03 AM

En síntesis

Como el caso ha tomado tiempo, la carta enviada por Raiza Miladys Parés Ojeda, vecina de calle Benavides No. 34, entre Abraham Delgado y Marcial Gómez, en Ciego de Ávila, ha sido extensa; lo que trajo consigo un riguroso ejercicio de síntesis.

Raiza denuncia una situación compartida con las viviendas No. 36 y 38, en igual dirección, las cuales conforman un lote con más de 100 años de antigüedad, paredes de mampostería, muy altas, sin cerramiento, techos de tejas criollas y fibrocemento, y pésimo estado.

“La primera que se iba a reparar era la No. 38, por residir en ella Julio Socarrás González, miembro de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, quien le envió una carta al Comandante Juan Almeida Bosque solicitando ayuda por tener problemas en el corazón (…). El Gobierno municipal convino con él que permutara para esa casa, que se la repararían inmediatamente, efectuando la permuta en el año 2010.

“Después de varios reclamos (…) a todos los niveles, ya que no cumplían con lo acordado, en el mes de marzo de este año se personaron los compañeros de la Vivienda Municipal para informarle que iniciarían la reparación (…). En ese momento, Alexis Rodríguez Rodríguez, director del Rastro 014 aseguró que se encontraban todos los materiales (…).”

Alega que se presentaron en su casa y la contigua, tomaron notas, e hicieron un manuscrito del proyecto de reparación, y les comunicaron que “tenían todos los materiales para las tres casas”, que pusieran a salvo las pertenencias de las salas y las saletas por el peligro de derrumbe; explicaron que esas dos viviendas “estaban en el Plan anual, pero que el proyecto no estaba aprobado”.

Pasados 15 días confirmaron la aprobación, derrumbaron los techos del portal, salas y saletas de las tres casas. Comenzaron las labores de forma intermitente en los arquitrabes, pero sin avance, pues solo asistían dos constructores en el horario de la mañana.

Luego de muchas insatisfacciones con el desarrollo de la reparación: la falta de materiales; la imposibilidad de quitar el techo de una de las casas, ya que, al no revisar antes, se dieron cuenta de que afectaba a una ciudadela colindante; la inercia del proceso; manifiestan un gran cúmulo de preocupaciones.

Y enumeran: “ (…) el deterioro progresivo de las paredes, puertas y ventanas; el piso partido y hundido con las lluvias y las inundaciones ocasionadas por estas; cables eléctricos sueltos; y la existencia de personas con severos problemas de salud (…)”.

Cuenta Raiza: “El 6 de julio se personaron en la casa No. 38, por donde comenzó este proceso, varios compañeros de la Vivienda y el Vicepresidente del Poder Popular Municipal que atiende la esfera de la Construcción, quienes informaron que no existen las vigas de acero para los techos, sin dar seguridad de que se fuera a resolver a corto o mediano plazos. Se acordó reunirnos todos los viernes para analizar el avance, algo que no ha sucedido (…).

“(…) Las últimas quejas fueron radicadas el 30 de julio y el 15 de agosto en el Poder Popular Provincial (…).” Y pregunta: “¿Por qué se sometieron a empezar esta construcción si no tenían los materiales completos? ¿Por qué no tuvieron en cuenta en el Proyecto de la vivienda No. 38 una reparación que no afectara las casas de al lado? ¿Quién se hará responsable de todo esto y repondrá nuestros bienes afectados?” Igual que Rayza, y sus vecinos, nuestro buzón espera una respuesta.


Comentarios  

# UnKnown 01-10-2018 09:15
Parece que la institución Vivienda persiste con el índice de falta de credibilidad por encima de 90%. Si siguen así van a sobrecumplir por arriba del 100.
Hace relativamente poco tiempo salió por la prensa las rajaduras en un edificio donde las personas se cansaron de quejarse y hubo de acudirse a la prensa, ahora esto y a eso debe sumarse cierta cantidad de insatisfacciones que las personas no denuncian por X o Y.
En estos tiempos de dejadez e irrespeto, creo que es la prensa quien está arrojando algo de luz.
Responder | Responder con una citación | Citar
# #gatita 01-10-2018 11:54
Deberian de exigir que esto se haga efectivo, ni la propia institución de Vivienda sabe de este tema puesto q sus trabajdores leyeron el periódico y al llegar a su centro de trabajo preguntaron sobre esto y nadie sabe nada del tema. y en esta institución los trabajadores no tienen facilidades de materiales para nadie y esto es una buena opción.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar