Miércoles, 22 de mayo de 2019 3:11 PM

Dos casos

Según definiciones contrastadas en los sitios Ecured y Wikipedia, la contaminación es la introducción de sustancias u otros elementos físicos en un medio, que provocan que este sea inseguro o no apto para su uso. El medio puede ser un ecosistema, un medio físico o un ser vivo; el contaminante, una sustancia química, energía (como sonido, calor, luz o radiactividad).

Fuera conceptos. Cuando lo que se recibe contaminado es el agua, los problemas con la salud no demoran en llegar; y cuando lo contaminado es una actitud, los resultados son sin pronóstico previsible. De uno y otro tipo de contaminación tratan las cartas publicadas hoy en esta sección.

La primera tiene como remitente a Nory, quien suscribe a nombre de los vecinos de Calle A, entre Soto y 5ta.; y de Soto, entre A y B, en el reparto Roberto Rivas Fraga, de Ciego de Ávila, en la cual explica “la situación que se está presentando con la contaminación del agua potable que recibimos (…), siendo evidente que no es apta para el consumo humano, por lo que es necesario abrir las llaves y esperar que llegue clara y con menos peste, lo que no significa que no continúa contaminada (…) e implica un inminente riesgo de enfermedades.

“Hace un año sufrimos esta situación también. Cuando vino la brigada se evidenció que obedecía a una toma suelta de agua potable por donde se introducía el albañal, cuya tubería se encontraba deteriorada; fue cambiada y se cambiaron las tomas de agua potable resolviéndose temporalmente, hasta la fecha que se repite.

“Esta queja se tramitó en diciembre con el Jefe de Operaciones de la Empresa Municipal de Acueducto y Alcantarillado. Se le entregó una carta que no apareció después, y de la cual se entregó copia a la Dirección Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología; sin respuesta hasta ahora.”

La segunda misiva la remite Miriam Sardiñas Abreu, vecina de la calle Granma, edificio Cuatro, apartamento No. Dos, primer piso, en Majagua, quien alega: “(…) hace más de un año mi casa sufre de filtraciones por las paredes de la parte de atrás del edificio. Estas son de orina y heces fecales, las cuales pasan por delante de la puerta de mi apartamento obstaculizando la salida, y, además, por la parte trasera, por debajo de la persiana de mi cuarto, y tengo que regar cloro o petróleo. Toda esa situación la conocen tanto la Directora de la Vivienda, y la dirección del Gobierno Municipal.

“El día 22 de mayo de 2018 me dirigí, en horas del mediodía, a la casa del Vicepresidente de la Construcción para pedirle ayuda por la situación, y me tranquilizó diciéndome que él iba a ver la situación, pero, todavía lo estoy esperando (…).

“Pasaron casi cinco meses para que ese compañero, con dos funcionarios de la Vivienda, se apareciera en mi casa en una forma alterada y subiéndome la voz, que le tuve que decir que hablara bajito porque estaba en mi casa.

“Su reclamo fue porque yo le había escrito al Consejo de Estado y al presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular Esteban Lazo. Me enseñó unos papeles que, según él, yo debía firmar, cosa que no hice porque no estaba de acuerdo con lo escrito y no decía nada de la respuesta que le pedí a la Directora de Vivienda (…). Y todavía no conozco la contestación del Consejo de Estado.”


Comentarios  

# UnKnown 01-03-2019 10:44
En nuestra provincia lo que pulula con más facilidad se relaciona con problemas de higiene.
Me atrevería incluso a decir, que a nivel de país también se comporta así la cosa.
Hace poco salió que nuestro país estaba ubicado en el puesto 30 o 31 respecto a la salud de su población, y el indicador no era cubano, pero cuando uno ve la "vida real" que llevamos, y que se relaciona muchas veces con hechos como los aquí tocados hoy día, se percata que vivimos en una provincia con mucha miseria.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Alejandro Chang Hernández 05-03-2019 07:32
Me adhiero totalmente a ese criterio de Unknown. Podríamos tener mejores condiciones, al menos las vitales para vivir en paz, pero existe mucha falta de voluntad, mucha falta de vergüenza, mucha inmoralidad, irresponsabilidad, corrupción por parte de casi todos los organismos, especialmente de sus dirigentes principales. Con el debido respeto por las palabras fuertes, son la más pura verdad, por eso duelen cuando las leen quienes tienen que leerlas, !a quien le sirva, que se ponga el traje!
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar