Viernes, 21 de septiembre de 2018 12:17 AM

Derecho en garantía

¿A quiénes favorecen las garantías comerciales? Con esta interrogante inicia su carta Yadenis Ángel Bello Herrera, residente en calle Ruperto Castañeda, No. 61 A, entre Abraham Delgado y Narciso López, reparto Ortiz, Ciego de Ávila.

Cuestionamiento con base en la experiencia que describe: “El pasado 24 de febrero, en la tienda La Victoria, más conocida como DITA, en el bulevar avileño, compré una lavadora semiautomática de marca OCEAN con un precio de 214.95 CUC, de la cual no se me entregó la Propiedad, pues la tienda no contaba en esos momentos con los modelos pertinentes. Para empeorar las cosas, al otro día (...), el equipo presentó problemas durante su funcionamiento, es decir que, un día después de gastarme ese dinero, tenía una lavadora rota y sin Propiedad.

“En ese instante revisé el documento que se entrega como garantía, en el que se explicaba que en caso de que los equipos presentaran problemas dentro de los primeros 7 días, debía dirigirme a la tienda donde lo compré y, como cliente, podía escoger la opción de mi preferencia: cambiarlo por uno nuevo de igual marca o solicitar la devolución del dinero en efectivo.

“El lunes 26 fui (…) en busca de una solución a mi problema. Me atendió el mismo dependiente que me vendió la lavadora y me dijo, que una vez comprado el equipo, deja de ser problema de la tienda y que debía dirigirme al Taller de reparaciones, orientación que no coincide con lo explicado en la garantía que ellos mismos firmaron conjuntamente conmigo. Me dijo, además, que debía presentar un papel que emiten los técnicos del Taller de reparaciones y, solo así, me podían devolver el dinero, ya que la tienda no contaba con equipos en el almacén.

“(…) No tuve más opciones (…). Una vez allí, me atendió uno de los técnicos que hace las revisiones y emitió el documento que necesitaba para que me devolvieran el dinero en la tienda, y una vez más, tuve que regresar. (…) entregué los papeles a la compañera encargada de este tipo de trámites, quien los examinó de forma molesta y asombrada, pues ‘no podía entender’ que el taller hubiese emitido tal documento, lo cual me dejó confusa porque estaban cumpliendo con lo establecido.

“Además, cuando le pregunté cómo era posible que en el almacén no quedarán lavadoras por si se presentaba este tipo de situación, ella respondió de forma textual: ‘Aquí nada funciona como debía ser, los jefes dieron la orientación de que había que sacarlo todo para  la venta, y así se hizo.’

“No muy contenta con la situación me dijo que debía esperar un rato para devolverme el dinero y, tras una hora de espera (…) me entregó el dinero. No obstante, mi sensación de alegría se desvaneció 10 días después cuando compré otra de la misma marca y precio, en la tienda La Venecia, donde tuve mejor trato por el dependiente y la lavadora fue comprobada de forma correcta delante de mí.

“Con la experiencia anterior, primero leí el documento de Garantía comercial del equipo y, para mi sorpresa, habían cambiado algunos términos del mismo. Donde decía que en los primeros siete días tenías derecho a un equipo nuevo o la devolución del efectivo, ahora solo tienes derecho a que se te repare el equipo y, de no ser posible, entonces se cambia por otro y, si no hay en existencia, entonces se te entrega el dinero. Por lo tanto, si gastamos nuestros ahorros en un equipo que ya viene con defectos, debemos conformarnos con que lo reparen.

“En una entrevista realizada por el periodista Luis Falcón Saavedra, en el programa A ritmo del almanaque, a Sonia María Hernández, gerente comercial de Servicios Técnicos de TRD (…) la compañera explicó que, de surgir defectos en los primeros siete días de adquirido el equipo, los clientes tienen derecho a escoger entre la reparación del mismo, el cambio por otro, o la devolución del dinero, aspecto que no se refleja así en el documento de garantía que se me entregó en la segunda compra de la lavadora, y sí en el primero.

“Entonces, si la garantía comercial es el derecho que adquiere el cliente conjuntamente con el bien y nos protege frente a la falta de conformidad o a los defectos existentes en la compraventa, ¿por qué tenemos solo como primera opción la reparación del equipo? ¿Garantía de qué, es el documento que se nos entrega?”

Confiemos en que la respuesta solicitada por Yadenis, sí tenga la garantía esperada.


Comentarios  

# Sara 28-03-2018 10:22
Que desastre!
Responder | Responder con una citación | Citar
# senelio ceballos 30-03-2018 03:21
Además, cuando le pregunté cómo era posible que en el almacén no quedarán lavadoras por si se presentaba este tipo de situación, ella respondió de forma textual: ‘Aquí nada funciona como debía ser, los jefes dieron la orientación de que había que sacarlo todo para la venta, y así se hizo.’......Creo que un 10-15% tiene l culpa la propia compradora......En Segundo lugar, si ella hubiera tenido un telef-camara-video....Como aqui en estas tierras europeas hasta los gatos las tienen....Voy a la policia o a la procuratura y levanto un acta contra ese jefe del comercio y mas..nada dentro de 15-20 dias...LA COMPRADORA TENDRA UNOS 75-85% DEL DINERO y el director a la calle...Todo normal...Cuando todas las regulaciones funcionaran...QUIEN / QUIENES son los culpables de que NADA TRABAJA!!!!!
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar